12 agosto 2020
  • Hola

Cómo limpiar el horno de manera fácil, rápida y barata

Algunos productos que se encuentran en todas las casas como el vinagre o el limón pueden ayudarnos a realizar esta labor

15 jul 2020 / 19:23 H.

En muchas ocasiones, limpiar el horno puede convertirse en una pesadilla, especialmente si se deja acumular la suciedad después de usarlo varias veces. En el mercado, al igual que ocurre con la limpieza de todos tipo de superficies, existen numerosos productos que pueden ayudar a realizar esta labor.

Sin embargo, es más fácil de lo que se piensa. Existen algunos trucos que facilitan esta labor con productos que todo el mundo tiene en casa, por lo que existen fórmulas rápidas y baratas para limpiar el horno y dejarlo como nuevo sin utilizar productos químicos.

El vinagre es un gran aliado en la limpieza del hogar o incluso de frutas y verduras gracias a sus propiedades antibacterianas y en este caso también puede resultarnos útil. Una mezcla de este producto con agua pulverizándolo con la ayuda de un spray sobre las paredes del horno y dejándolo actuar durante unos minutos, puede ayudarnos a deshacernos de la grasa.

El vinagre también lo podemos mezclar con bicarbonato. En un recipiente pequeño mezclamos media taza de bicarbonato y una gotas de agua hasta formar una pasta consistente. Con esta mezcla cubriremos toda la superficie del horno, a excepción de las resistencias y los ventiladores como es lógico. Dejaremos reposar durante toda una noche. Al día siguiente retiraremos la mezcla de agua y bicarbonato con un paño húmedo y nos valdremos de una espátula para hacerlo en las partes más complicadas. Si todavía quedan restos, rociaremos esas zonas con vinagre y volveremos a usar el paño húmedo para retirarlo.

El limón, al igual que ocurre con el vinagre, también tiene propiedades desinfectantes. En el caso del horno ayuda a desengrasar, pero también a desinfectar y eliminar los malos olores. Para alcanzar el mejor resultado hay que poner agua en la bandeja del horno, exprimir un limón en ella e introducir su cáscara. Si acabamos de usar el horno, metemos inmediatamente la bandeja con esta mezcla para aprovecha el calor residual y que actúe. De lo contrario, lo encenderemos a calor medio durante 30 minutos. Después pasaremos un trapo húmedo para retirar los restos.

La Coca-Cola es el refresco favorito de muchas personas, pero también puede ser un gran aliado en las tareas de limpieza y ayudar en nuestra tarea de limpiar el horno, concretamente su parrilla. Para ello tendremos que retirar las rejas y dejarlas en remojo con una Coca-Cola durante 15 minutos. Una vez pasado ese tiempo, las limpiaremos con un trapo húmedo.

PALABRAS CLAVE