09 julio 2020
  • Hola

Cinco objetos domésticos que no sabías que limpiabas mal

Si utilizamos el método correcto conseguiremos acabar con la suciedad de una manera eficaz

08 jun 2020 / 18:54 H.

La crisis del coronavirus ha obligado a la población española a permanecer mucho tiempo en sus hogares sin poder salir. Durante este largo periodo de tiempo, son muchos los que han estado cerca de consumir el catálogo completo de Netflix o alguna otra plataforma. Y es que, sin la posibilidad de salir a la calle las formas de entretenimiento se ven reducidas. Tanto es así que algunos han optado por seguir todos los retos virales que se expandían como la pólvora por las redes sociales.

Otros, en cambio, se han estrujado el cerebro para tratar de sacar partido de alguna manera al tiempo que se esfumaba sin hacer nada productivo. Así, una de las actividades que más se han repetido durante estos meses ha sido el de realizar una limpieza general de la casa. Durante el confinamiento se han movido infinidad de armarios, camas, sofás y electrodomésticos para atrapar hasta la última mancha o mota de polvo. Las casas de muchos han lucido como nuevas.

Sin embargo, algunos aparatos han podido con nuestra paciencia. Y es que, en ocasiones, por mucho que limpiemos algo es imposible quitar la suciedad. Limpiar la grasa del horno o del microondas parece algo imposible que sólo aquellos que tengan los mejores productos de limpieza son capaces de conseguir.

Pero, no obtener los resultados deseados, en estos casos, suele deberse a que no se utiliza la técnica adecuada. Por ello, en este artículo apuntamos algunos trucos para limpiar de forma eficaz aquellos aparatos que llevas limpiando mal toda la vida.

El microondas

Los días de frotar con todas tus fuerzas la grasa del interior de este pequeño electrodoméstico se acabaron. Llena un recipiente con agua y vinagre y caliéntalo en el microondas durante un par de minutos. El vapor que se creará hará que la suciedad se suelte fácilmente y podrás quitarla pasando un trapo.

El horno y sus bandejas

Para limpiar el horno con facilidad, opta por crear una pasta a base de bicarbonato de sodio y agua, extiéndela por el interior y deja que actúe durante la noche. A la mañana siguiente, quita la mezcla con un trapo, rocía el interior del horno con un poco de vinagre y enciéndelo durante unos minutos para que se seque.

Para limpiar las bandejas de este electrodoméstico podemos mezclar agua oxigenada con bicarbonato sódico. Después, frotaremos esta mezcla y lo dejaremos actuar aproximadamente una hora. Después retiraremos el líquido con un trapo.

La cafetera

Si tu café empieza a saber un poco raro, antes que cambiar de cafetera prueba a limpiarla como es debido. Llena la mitad del depósito de la misma con agua y la otra mitad con vinagre y ponla a funcionar sin café.

La tabla de cortar comida

La tabla de cortar comido es un objeto cotidiano que nos es de gran ayuda, pero con el paso del tiempo acumula gran cantidad de suciedad y bacterias que suelen ser difíciles de eliminar. Y es que, con un estropajo podemos pasarnos mucho tiempo para lograr alcanzar los rincones más impenetrables. Para arreglar este problema, podemos frotar medio limón con un poco de sal gorda contra la tabla. Después debemos lavarla con un poco de jabón y agua para que quede impoluta.

Los cepillos de dientes

Es importante comenzar por recordar la importancia de cambiar de cepillo de dientes, al menos, una vez cada tres meses. Pese a lo que muchas personas creen, no basta con pasar el cepillo por agua para limpiarlo. Si queremos evitar problemas dentales prueba a meter el cepillo en un vaso con vinagre blanco durante varias horas. Después solo tendrás que aclararlo bien para volver a disfrutar de un cepillo de dientes limpio y libre de bacterias.