20 septiembre 2019
  • Hola

Una obra de Venancio Blanco ilustrará el cartel de la corrida de la Beneficencia

Suerte de varas’ es el título del dibujo del artista salmantino que ilustrará el festejo especial del 12 de junio en Las Ventas

23 may 2019 / 18:40 H.

Una obra de Venancio Blanco ilustrará el cartel de la corrida de toros de Beneficencia de Madrid, que se celebrará en Las Ventas el 12 de junio. Un festejo especial que está considerado como el más importante de la temporada y que este año tendrá protagonismo salmantino tras la elección de un dibujo de la extraordinaria colección del inolvidable artista salmantino, fallecido en febrero de 2018, y al que ahora la Comunidad de Madrid le tributará su particular y merecido homenaje. No en vano, Venancio Blanco fue un maravilloso embajador del toreo, afición de la que siempre presumió y que le llevó a plasmar, bien en esculturas, pinturas o dibujos, una fantástica obra en honor a la Tauromaquia.

‘Suerte de varas’ es el título de la obra elegida. Un dibujo cuyo original está realizado en el año 2001 y que forma parte de la colección de la Fundación Venancio Blanco cedida de manera temporal al Museo Taurino de Las Ventas. En él se refleja la fuerza del encuentro de un puyazo en el que el toro levanta por los aires a caballo y picador, que sujeta al toro con la vara manejada con la mano derecha, mientras con la izquierda domina y ‘torea’ con maestría a la cabalgadura con el sutil dominio de las riendas. La suerte de varas en su plena expresión y en su máxima grandeza dominada por la belleza del envite. El colorido y la fuerza del encuentro le aportan un gran dinamismo a ese pasaje de ‘tu a tú’ en el que el toro muestra todo su poderío y la bravura peleando debajo del peto.

Una obra de Venancio Blanco ilustrará el cartel de la corrida de la Beneficencia

Venancio Blanco (Matilla de los Caños 1923); el hombre que modeló el mundo, el artista que acarició el barro para darle forma a la imaginería religiosa y también a la taurina, una de sus pasiones y sus aficiones que mamó desde niño. No en vano, su padre fue el mayoral de Argimiro Pérez Tabernero y ahí descubrió la grandeza del toreo y la grandiosa experiencia de vivir y sentir el toro en el campo. Esculpió como nadie habría hecho las fascinante escultura que se levanta en la plaza del Altozano de Triana (Sevilla) en homenaje y recuerdo a Juan Belmonte; y también es el autor de la escultura que en la plaza de España se levanta majestuosa en homenaje al Vaquero Charro. Dibujó y pintó los toros como nadie, con un genial realismo y con gran personalidad. Y ahora la Comunidad de Madrid ha removido entre su magna colección para encontrar un motivo con el que ilustrar el cartel más importante del curso taurino.

PALABRAS CLAVE