16 octubre 2019
  • Hola

Puerta Grande para Ferrera y Del Álamo para cerrar el abono continuado

Los dos toreros salen a hombros este domingo de La Glorieta

15 sep 2019 / 21:55 H.
17:28 h.

Ficha del festejo

    Plaza de toros de La Glorieta. Cuarta corrida de toros; quinto festejo del abono de la Vega: dos tercios de entrada cubiertos. Cielo encapotado. Lluvioso en el paseíllo. 20ºC de temperatura al comienzo del festejo. Toros de Núñez del Cuvillo.

    20:24 h.

      Sexto toro: Aguaclara [número 11, noviembre del 2014, colorado, 557 kilos] cuajadas y armónicas las hechuras;  Estrechas las sienes, abrochada la cara, el pitón diestro levemente tocado. Empujo con poder en la vara que tomó, hasta levantar al caballo de manos por dos veces. Galopó con correa y buen son en banderillas. Pronto en la larga distancia; humillado. Noble. Más aplomado por el pitón diestro. | Dos chicuelinas de arrebato y la serpentina rompieron el átono saludo de Del Álamo hasta que brotaron las palmas. Galleó antes de firmar un campero y ajustadísimo recorte para dejar al caballo en suerte. Limpias las verónicas del quite y tropezada la media roblista de Rodillas. La ligazón presidió un trasteo diestro de largo metraje y justo calado. Dos tandas zurdas como contrapunto. Gran estocada. Oreja.

      20:06 h.

      Manzanares se atasca con la espada

        Quinto toro: Farfonillo [número 10, octubre del 2014, colorado, el ojo de la perdiz, bocidorado y listón, 536 kilos] exhibía redondas las hechuras: la cuerna apretada, levemente tocada y de color caramelo. Musculoso. Con pecho y culata. Empujó con el pitón izquierdo y la cara a su altura en el caballo. Pronto en banderillas; bondadoso el son. Dulce; humillado. Con clase. Y tranco. Profundo y templado. Aplaudido en el arrastre. | Manzanares dibujó verónicas sin disparar como recibo capotero. Fijó a la voz citando sobre la mano diestra; cogió la izquierda acto seguido, en mitad de la duda un “¡Viva España!” elevó el tono: se precipitó la ovación y la banda se arrancó a tocar. La tanda diestra siguiente tuvo ligazón y largura en el trazo. El cambio de mano tan hecho; un pase de pecho parsimonioso. Pinchó una vez en la suerte de recibir y cinco al volapié antes de la estocada, de la que salió trastabillado. Saludos desde el tercio.

        19:41 h.

        Oreja para una original faena de Ferrera sin espada

          Cuarto toro: Aguafría [número 94, enero del 2015, negro mulato, 526 kilos] alto; las carnes sueltas; la cara acucharda, largo el esqueleto. Se durmió en el peto, al que embistió con el pitón izquierdo. Falto de celo, y de humillación en los dos primeros tercios. Suelto; abanto. Con repetición en la muleta en la órbita de los corrales. | Ferrera improvisó sin probaturas: una larga por la espalda; tres tijerillas de bello trazo. Verónicas de arrebato, y pausadas. Media sedosa, antes de gallear con garbo camino del caballo. Fernando Sánchez firmó un segundo par de banderillas de altura. Ferrera caminó desde las tablas del 6 hasta superar el tercio con trincheras de trazo suave. Hilvanó redondos en línea y sin exigencia para convencer; y después ya redondear con trazo barroco. Más acusado en el remate. Temple en los naturales con la figura más relajada y vertical. Una tanda limpia con la mano diestra sin ayuda. Pinchó por dos veces recibiendo antes de cobrar una estocada por el mismo palo; tras el espadazo el toro le hizo hilo desde la puerta de toriles hasta la Puertas Grande, del que se zafó con garbo. Oreja.

          19:15 h.

          Oreja para Del Álamo de un buen toro de Cuvillo

            Tercer toro: Feriante [número 188, enero del 2014, negro mulato y chorreado, 513 kilos] toro chato, de bajas y muy redondas hechuras. Bello. Una pelota en el morrillo. Anchas las series, los pitones delanteros con dimensión y astifinos. Papudo. Apretó de salida en el percal. Y también en una larga vara, sobre la base del pitón diestro. Poderoso. Con fijeza en banderillas. Exigente. Humillado, repetidor. Costoso en el cite, pero profundo y entregado en la repetición. Se tragó la muerte. Aplaudido en el arrastre. | Juan del Álamo [caña y oro] brindó a La Glorieta para abrir la obra con un molinete y tres derechazos inconexos. La tercera tanda de redondos tuvo su aquél. Y la virtud del hilván; que faltó luego en el ecuador de la función. Deslavazado el trasteo: más de querer que de poder... Hasta que se alumbró una tanda al natural de buen corte sin el remate del pase de pecho; a la que siguió otra de dibujo similar un punto menos intensa. Regresó a la mano diestra para firmar dos tandas de redondos más en faena de largo metraje. Sonó el aviso recetando manoletinas. Mató de pinchazo, y bajonazo. Escuchó un segundo aviso. Oreja con protestas.

            18:48 h.

            Oreja para Manzanares

              Segundo toro: Sinvaino [número 43, octubre del 2014, negro mulato, chorreado, bragado corrido, 539 kilos] cuajadas las bajas hechuras. Con culata. Pechugón. El pelo fino. Brocha la encornadura. Frenado de salida; desentendido. Se arrancó presto al caballo; y después se repuchó en dos varas sin disimulo. Galopó alegre en banderillas. Profundo. Humillado. Con duración. Noble. Aplaudido en el arrastre. | José María Manzanares [grana y oro] tanteó para firmar una serie de corto metraje de redondos como inicio de faena; que había sido prologada por un de chicuelinas de fibra Del Álamo; y un gran tercio de Duarte en banderillas. La segunda serie de redondos tuvo empaque; fue la más redonda de la obra. Los naturales fueron parsimoniosos, sin ajuste ni hilván. Mató de estocada inapelable y fulminante. Oreja.

              18:25 h.

              Puerta Grande para Ferrera 

                Primer toro: Rescoldito [número 140, marzo del 2015, negro zaíno, 561 kilos] bastas las hechuras; mazorcón, ancho de sientes, bajo, chato. Redonda la bodega. Se empleó en una vara larga; se dolió en banderillas. Con las fuerzas justas: ni más ni menos. Galopó; noble, de buen son. Obediente. Aplaudida en el arrastre. | Antonio Ferrera [azul y oro] quitó con garbo por chicuelinas que abrochó de media de orfebre; acaderada. Toreó en redondo sin probaturas; el trazo suave, sin exigencia. Luego, en los medios, le dio distancia para aprovechar las inercias. Mandó callar a la banda tras arrancar a tocar justo antes de ponerse a torear al natural, enfrontilado. Sin agobios ni apreturas. Un natural acto seguido contorneó la cadera de principio a fin. El toreo circular. Variado e ingenioso final de faena, en el tercio, rematado con pase de pecho de pitón a rabo. Mató de estocada tendido en la suerte de recibir. Dos orejas.

                PALABRAS CLAVE