23 agosto 2019
  • Hola

Luque corta un rabo a un toro de Pedraza de Yeltes premiado con la vuelta al ruedo en Bayona

Cuatro orejas y un rabo fue el balance de la encerrona que protagonizó el diestro sevillano

15 ago 2019 / 11:53 H.

Cuatro orejas y un rabo fue el balance con el que cerró una aplastante y fantástica actuación Daniel Luque en la encerrona en solitario que protagonizó en la plaza de toros de Bayona (Francia), donde alcanzó su momento estelar ante Mironcillo, el quinto. Un toro de la ganadería de Pedraza de Yeltes que fue premiado con la vuelta al ruedo, antes de que el diestro de Gerena paseara los máximos trofeos.

El astado de los hermanos Uranga protagonizó un intenso y vibrante tercio de varas que tuvo perfecto acomodo con una espléndida suerte ejecutada por Juan Francisco Peña. Tras un brillante tercio de banderillas de Marco Leal, Daniel Luque cuajó al astado salmantino a placer desde el primer momento, destacando el toreo con la mano derecha en un trasteo sensacional en el que se fusionó a la perfección el excelso toreo del sevillano con la entrega en las telas del toro salmantino. Los cambios de mano y los pases de pecho del remate de las series dispararon la intensidad del trasteo que certificó de una certera estocada en todo lo alto.

Con media entrada en los tendidos, en corrida goyesca y con el escenario decorado por el centro de arte Spacejunk, desde la arena hasta los tendidos, con todo de color azul e ilustraciones en recuerdo de Joan Miró. Se lidiaron toros de Torrestrella (1º y 4º), Pedraza de Yeltes (2º y 5) y Puerto de San Lorenzo (3º y 6º); el 5º Mironcillo, número 6, de Pedraza de Yeltes, colorado, de 633 kilos, de noviembre de 2013, fue premiado con la vuelta al ruedo. El sexto fue devuelto, en su lugar se lidió un sobrero de La Ventana del Puerto. Actuó como único espada Daniel Luque: oreja, ovación con saludos, oreja, silencio, dos orejas y rabo y silencio.