29 enero 2022
  • Hola

Los males de siempre

Artículo de opinión Javier Lorenzo en el suplemento ‘Toros’ de LA GACETA

01 ene 2022 / 10:50 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Con la feria de Olivenza en la calle y los rumores, o proyectos, de la cartelería de la feria de Fallas de un lado de para otro, el toreo parece que vuelve a empezar por donde terminó antes del virus. Con todos sus mismos fallos, intereses, falta de originalidad y de compromiso para al menos distinguir y premiar a quien se lo gana en el ruedo. Los de siempre con lo de siempre. La bolsa del toreo ya no fluctúa. El mismo error que condenó al toreo antes de la pandemia lo seguirá castigando después de ella, si es que esta acaba algún día. Y eso, a día de hoy, parece incluso más difícil que, como en su día dijo José María Garzón, el toreo le de la vuelta al calcetín. En referencia a que este espectáculo no puede seguir apostando por una estructura caducada que va camino de ser víctima de sí mismo. No necesita a nadie para poner al espectáculo contra las cuerdas. Ginés Marín hizo una de las faenas del año en el cierre de la temporada en Las Ventas; dos orejas e incontestable puerta grande. Diego Urdiales desorejó a un Garcigrande en La Maestranza de Sevilla en una de las obras más exquisitas del curso. Ninguno de los dos aparece ni en Olivenza ni en las quinielas de las Fallas. A Emilio de Justo, que sí está, y fue la revelación de 2019 y uno de los nombres propios de las dos temporadas en plena pandemia, le están negando el pan y la sal y le está costando más que a nadie sentarse a comer en la mesa de las figuras cuando está haciendo tanto como el que más en las tres últimas campañas. Más de uno quedó por el camino.

El toreo tuvo una máxima eterna que se respetaba por encima de todo: compensar los triunfos legítimos que se ganaba en el ruedo, por la vía que fuera. Hoy ya apenas valen. A las empresas le faltó determinación e ingenio para romper las imposiciones de las primeras figuras con sus pretensiones de formar parte en ternas, casi, herméticamente cerradas y, entre unos y otros, cerraron la proyección de quien se atrevía romper el cascarón. Si se producía el milagro. Y el toreo fue perdiendo uno de sus grandes atractivos, la novedad y las caras nuevas. Los carteles envejecían a medida que languidecía el toreo antes de la explosión de la pandemia. Ya, entonces, lo de siempre no valía y hoy aparece como una evidencia más que absoluta. El aficionado quiere carteles distintos y una nueva inyección de ilusión de la que le han privado en las últimas temporadas.

Y uno de los lastres que arrastró y arrastran los gerifaltes que mueven los hilos del toreo y lo han llevado a la situación en la que está es su distanciamiento con la afición. El empresario, con excepciones, vive alejado del sentir y del latir de las preferencias y de la afición. Entre otras cosas porque ni lo escucha ni sabe como piensa. Las plazas de toros se abren de año en año y solo se acuerdan de ellos a la hora de abrir las taquillas unos días antes de que suenen los clarines. Y, por supuesto, las figuras viven aisladas en su mundo y caminan sin mirar a su alrededor ni saben lo que le interesa a sus ‘clientes’. Morante se atrevió a sacar los pies del tiesto en 2021 y se hizo el amo. Por muchos motivos, pero uno fue el de escuchar al público, preocuparse por sus intereses, pararse a pensar en qué quiere, descubrir sus gustos, sus inquietudes y, sobre todo, preocuparse por saber cuáles son sus preferencias y cómo satisfacer sus inquietudes. Y la afición se le entregó sin reservas. No solo al arte incuestionable de su tauromaquia, sino incluso a sus proyectos cuando pintaron bastos. (Casi) todo el mundo lo entendió y se convirtió en el nuevo elegido. Y no hizo nada que no estuviera inventado en el toreo. Simplemente salió de la burbuja en la que estaba encerrado, incluso secuestrado, siendo víctima de sus propios vicios. Dio un portazo a los males de siempre.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png