09 agosto 2020
  • Hola

La travesía del ‘desierto’ del toreo salmantino. El primer espada salmantino en hacer el paseíllo tras 137 días

Ismael Martín participa este sábado en Ubrique en un ciclo de novilladas | Desde el 25 de febrero ningún torero o novillero salmantino torea en público

10 jul 2020 / 13:06 H.

Ismael Martín cierra el círculo de la inactividad. El parón en el que las plazas de toros han permanecido cerradas a causa de la pandemia del coronavirus, que truncó la temporada mediado el mes de marzo. Desde tres semanas antes no actuaba la torería charra. 137 días han pasado desde que un matador de toros salmantino, Pedro Gutiérrez 'El Capea', participara en el festival que cerró el Carnaval del Toro de Ciudad Rodrigo, donde también intervinieron Juan del Álamo, Pérez Pinto, Antonio Grande, Manuel Diosleguarde y Valentín Hoyos, además del propio Ismael Martín, que actuó en el festejo de los triunfadores del Bolsín Taurino Mirobrigense. Desde aquel 25 de febrero que cerró el antruejo farinato ningún espada charro volvió a trenzar un paseíllo. El joven y nuevo valor de Cantalpino, representará este sábado a Salamanca en la segunda entrega del XXVI Ciclo de Novilladas Sin Picadores en clase práctica de la Asociación Andaluza de Escuelas Taurinas ‘Pedro Romero’ que se celebrará en Ubrique (Cádiz): "Es un orgullo y también una responsabilidad que la Escuela me haya elegido a mí para una cita tan importante", confiesa con desparpajo Ismael Martín (16 años y estudiante de 4° de la E.S.O.) sabedor de la competencia que tiene en el aula taurina de la Diputación es alta. Y confiesa además que "no esperaba torear tan pronto, hasta que esto no salió, y me eligieron, siempre pensé que las primeras novilladas llegarían en agosto o septiembre", aunque este periplo se haya hecho largo, después de que él toreara en Miróbriga el 23 de febrero y ahora 139 días después vaya a ponerse por primera vez el traje de luces esta temporada: "Después de lo que hemos pasado y lo que nos ha tocado vivir, casi ni me lo creo".

Pese al confinamiento, la paralización de la vida rutinaria y de los propios entrenamientos de la Escuela, siguió la preparación que puso en marcha la Escuela on line desde su casa y una vez levantado el estado de alarma confiesa que han podido participar en un buen número de tentaderos en el campo para llegar a esta cita de la localidad gaditana lo más preparado posible: "A pesar del parón y del confinamiento he podido seguir entrenando y no parar, aunque aquí siempre todo entrenamiento es poco... Ahora, el sábado en Ubrique, tengo que dar lo máximo de mí, porque es una oportunidad muy buena para destacar y para hacerse notar. Es un certamen en el que van los mejores novilleros y la competencia se que va a ser muy grande", concreta sabedor de lo que le espera en el ruedo y de que muchos ojos del mundo del toro van a estar pendientes de lo que suceda el sábado en Ubrique, tanto allí como a través de la pequeña pantalla. No en vano, el festejo va a ser televisado en directo por Canal Andalucía (18:00 horas), lo que supone otro acicate más para Ismael Martín, que quiere dar un gran toque de atención: "Todo eso hace que lo que pase vaya a tener mucha más repercusión y por eso la cita es muy importante". Ismael Martín, admirador de toreros como José Tomás o Alejandro Talavante, es uno de los alumnos más destacados de la Escuela taurina de Salamanca, vuelve el sábado a Andalucía, donde se estrenó el pasado invierno, cerrando su temporada en Motril (Granada) en el festejo del 8 de diciembre. Será la primera vez que toreé vestido de luces con la televisión en directo.

PALABRAS CLAVE