Borrar
Dos de los novillos que forman parte del encierro de Sánchez Herrero en Las Ventas. FOTOS: CASAMAR
La primera baza charra en Madrid

La primera baza charra en Madrid

La ganadería de Hermanos Sánchez Herrero vuelve a ser, un año más —y van seis en la última década— la primera divisa salmantina que aparece anunciada en los carteles de la temporada en Las Ventas. Lidiará el domingo un encierro que, de entrada, cautiva por sus fantásticas hechuras y su variedad de pelajes.

Jueves, 31 de marzo 2022, 20:13

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Un astado castaño, dos de pelo colorado, dos negros, y otros tantos burracos componen el espectacular encierro con el que los Hermanos Sánchez Herrero asumen la primera baza ganadera del año en Las Ventas. Un serio, cuajado, lustroso y precioso envío que ya aguarda las últimas horas en Albarillo, la finca situada en las faldas de las cuestas de El Bodón, a la espera de su inminente viaje a Madrid. Un encierro estrecho de sienes, bien armado, no aparatoso pero sí muy bien hecho. Bajos de hechuras, por norma de manos cortas y paciente mirada. Le han bajado la altura los ganaderos mirobrigenses a los inmensos esqueletos de sus toros, de origen primitivo de Aldeanueva y ahora refrescado con nueva sangre, que les ha dado un punto más de armonía, menos altura y más redondas formas. Su misterio lo desvelarán este domingo en Las Ventas Carlos Olsina, José Rojo y Daniel Barbero. Tres perfectos desconocidos para el gran público que buscan su lanzamiento en Madrid como hiciera en la función inaugural del pasado domingo Víctor Hernández.

El hierro de Sánchez Herrero se ha convertido en todo un clásico en el inicio de la temporada venteña. Hasta en siete ocasiones ha lidiado ya en los primeros compases del curso taurino después de que debutara en la campaña de 2011. En todas ha mantenido el respeto y la seriedad. La repetición ha sido el mejor premio. En seis de las siete ocasiones que estuvo anunciada en los carteles del coso de la calle Alcalá fue la primera divisa charra del año en comparecer en la primera plaza del mundo. La que abrió la presencia salmantina. Incluso en 2014 fue la divisa que inauguró la temporada en el coso de Las Ventas.

La camada de 2022 de la ganadería de Sánchez Herrero está formada por cuatro corridas y tres novilladas con picadores. Lo tienen todo apalabrado. Madrid será el primer escenario. Puede haber alguna sorpresa más de nivel destacado entre los destinos, aunque de momento prefieren no desvelarlo. Pero ahí confirman también lo que es norma común en la mayor parte de las ganaderías. Después de casi dos años en blanco por la pandemia se está moviendo mucho el mercado. Hay muchas peticiones de toros. Y, además, no son muchos los animales que hay en el campo. Hay incertidumbre con el toro más serio y, sobre todo, para las novilladas picadas de escenarios de relevancia para esta temporada. No es el caso de la de Hermanos Sánchez Herrero, cuya irreprochable presencia hace que el encierro preparado, de entrada, se meta por los ojos de cualquiera. Por su seriedad, por su variedad de pelajes, por sus irreprochables hechuras. Madrid y su plaza de Las Ventas parece el mejor escenario para lucirlos.

Salamanca se estrena en la temporada venteña. Tras esta primera incursión, llegarán el toro de Domingo Hernández en la encerrona de Emilio de Justo el Domingo de Ramos. Luego, otra novillada de María Cascón que cederá el protagonismo al encierro de Montalvo que estrenará la feria de San Isidro. Ya será en el mes de mayo.

José Manuel Sánchez (ganadero): “El reto es seguir dando motivos para entrar pronto en la feria de San Isidro”

Reconoce estar nervioso dentro de la paz tranquila que le caracteriza. José Manuel Sánchez comparece el domingo en Las Ventas con un encierro de impecable presentación: “Como está el pienso tan barato...”, dice con una tímida sonrisa y no poca ironía, en referencia a otro de los dramas que atraviesa la gente del campo.

“La novillada la veo muy bien, está muy bien hecha y tengo gran confianza en ella. Yo creo que tiene que embestir”, comenta el ganadero de Albarillo, que dice que la de este domingo está formada con reses de los mismos sementales de los que procedía el encierro que lidió en 2019, que reconoce ha sido “la mejor” de las siete que ha llevado a Las Ventas desde que hizo su presentación en este escenario en la primavera de 2011. Las reatas de estos astados proceden de la misma línea que aquellos, y ahí deposita sus buenos augurios: “Debería de salir buena, no tiene motivos para lo contrario, los sementales están contrastados y hasta ahora están dando muy buenos resultados”. “En todo este tiempo y en todos estos festejos jamás se ha devuelto uno de nuestros toros en Madrid”, recuerda orgulloso a la hora de encontrar uno de los avales que tiene y en los que la empresa fundamenta la confianza y la regularidad que ha mostrado con la ganadería de Sánchez Herrero: “Eso a la empresa le da seguridad, esperemos que no se rompa la racha”, confiesa.

De aquel buen encierro de 2019 puntualiza que “embistieron los seis. Me lo recordaron este domingo cuando estuve en la novillada de Madrid. A ver si sale como la del 19... me decían. Y ese es el principal objetivo. Embistieron todos, tuvieron mucha transmisión. Y eso es lo que en Madrid gusta, que transmita el toro y tenga la emoción suficiente para que llegue al tendido”. En cuanto al recuerdo de otras novilladas anteriores a la que, hasta ahora, es la última, José Manuel Sánchez considera que hubo otras “a las que les cortaron las orejas, pero fueron más desiguales”. Sin embargo, a este de 2019 tiene aún la lástima de que se fueran al desolladero con las orejas porque los toreros fallaron a la hora de entrar a matar: “Tenían que haber cortado las orejas a todos...”, dice.

Después de lidiar siete encierros en las últimas temporadas en Madrid, fuera de la cartelería de San Isidro, el gran reto de la José Manuel Sánchez es encontrar un hueco en las combinaciones de la gran feria taurina de la temporada: “Si saliese ésta como la del 19 con seguridad entraremos en San Isidro, ojalá salga parecida”, espera.

Además, reconoce que también van a quedar más novillos como sobreros para los festejos de abril y mayo. Y a los tres utreros que han viajado junto al encierro se unirá un toro más en mayo como ‘reserva’ para San Isidro. “Claro que me gustaría que nos anunciaran en la feria de San Isidro, aquello adquiere otra dimensión mucho más importante aún de la que ya de por sí tiene lidiar en Madrid. Los toreros que van a esos carteles están mucho más preparados. Y para el ganadero la repercusión es mayor”. Ese objetivo comenzará a estar un poco más cerca a partir de este mismo domingo, donde debería de comenzar esa ansiada cuenta atrás.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios