11 agosto 2020
  • Hola

La empresa de La Glorieta ve “inviable” dar la Feria con la distancia de 1,5 metros que impone la Junta

Castilla y León prima el distanciamiento social frente a los aforos de los cosos y dinamita la temporada taurina | El sector del toreo, indignado ante las medidas del gobierno regional

09 jul 2020 / 22:22 H.

La Junta de Castilla y León aprobó este jueves en Consejo de Gobierno la modificación de varios puntos de la normativa de la nueva normalidad, entre la que se impone el metro y medio de distancia entre aficionados en las plazas de toros como condición indispensable a cumplir por encima del aforo permitido en cada recinto, según sostuvo el vicepresidente del gobierno regional, Francisco Igea, en rueda de prensa: “Creo que estamos siendo laxos”, dijo Igea en ese cumplimiento del metro y medio de distancia o usar mascarilla si no es posible, por lo que se dirigirán a los ayuntamientos, inspección y centros coordinadores de la pandemia para que se sea más estrictos y sancione más.

Así, con esta medida en marcha el gobierno regional dinamita las opciones para organizar espectáculos taurinos mayores en Castilla y León este año, ya que esa medida reduce a la mínima potencia los aforos. Por ejemplo, La Glorieta con capacidad para 10.500 espectadores quedaría reducido, con la exigencia del metro y medio de distancia, apenas entrarían 1.500 espectadores. Se trata de una cifra muy lejana al 75% del aforo, que se ha establecido en otras comunidades como Extremadura o la Comunidad de Madrid, y con el que la empresa de Salamanca vería factible la celebración de la Feria taurina de septiembre.

Antonio Barrera: “No es congruente que en Extremadura, Andalucía o Madrid se puedan dar toros y en Castilla y León no”

Con la exigencia de 1’5 metros de distancia entre los aficionados que se sentaran en el coso charro la empresa de La Glorieta ve “inviable” la celebración de la Feria, según confesó Antonio Barrera, en representación de BMF, empresa gestora del coso charro. Además, el propio Barrera afirma estar “desconcertado con las medidas que se han tomado”; y dice no entender la disparidad de criterios “tan grandes” que se han establecido entre las comunidades: “No es congruente que se puedan dar toros en Extremadura, Andalucía o la Comunidad de Madrid y que en Castilla y León no lo podamos hacer”, afirma sobre una decisión que ha levantado la indignación del sector taurino, que se siente acorralado. Ante esta circunstancia, la empresa de La Glorieta ve imposible la celebración de la Feria como tenían previsto celebrar en principio. De cualquier forma, desde la empresa BMF, solicitarán a la Junta los permisos y una explicación de los motivos de estas medidas que son tan restrictivas respecto a las de otras comunidades.