10 diciembre 2019
  • Hola

Emotivo festival taurino en Ledesma a beneficio de la Asociación de de Enfermedades Raras

Gran nivel ganadero y exquisita actuación de López Chaves

13 oct 2019 / 13:44 H.

El ruedo se llenó de un extraordinario altruismo para sacar la sonrisa de los más pequeños, porque este sábado los toreros derrocharon su esplendidez para regalarle su arte a la Asociación de Enfermedades Raras de Castilla y León (Aerscyl) por quienes actuaron desinteresadamente. Ese derroche espléndido lo encabezó López Chaves, promotor del evento, que resultó fantástico, en el planteamiento, la esencia y en el resultado. El ledesmino lanzó la idea y, a partir de ahí, brotó una catarata de generosidad. Cada ovación se clavaba en el alma, empañaba los ojos de amoción y, a la vez, hacía brotar la sonrisa que solo saben despertar los niños.

López Chaves acarició las embestidas del novillo de El Puerto que abrió la función con la misma sensibilidad que había derramado en el festival y en el cariño mostrado a todos. Aquel fabuloso inicio sirvió para romper las embestidas y hacer que el torete se estregara a su poderosa y, a la vez, templada muleta. Inmensa torería en el paciente y templado trasteo. Espatarrado en las primeras series y poderoso siempre fue cerrando el compás a media que avanzaba la faena donde imprimió más relajo, gusto y torería para terminar cuajándolo a placer. Saboreó todos y cada uno de los pasajes.

No se arrugó Jesús de la Calzada cuando tuvo que plantar cara al bravo novillo de Ignacio López Chaves, que no se lo puso fácil en el momento en el que más molestó el incómodo viento. Trató de imponerse con muleta de mano baja. No era fácil la papeleta pero la superó. El novillo tuvo duración, entrega, codicia y raza. A Jesús de la Calzada le costó reducir un punto el vibrante ritmo de la velocidad del torete que no bajó en intensidad y, al final del trasteo, se tiró de rodilla para calentar el ambiente de dilatada faena.

Abanto y distraído de salida, el de Adelaida Rodriguez embistió después con entrega y codicia; mano baja y figura relajada, Mario Navas lo vio muy claro desde el principio, pero le faltó imprimirle un punto de mayor intensidad para llegar al tendido, hecho que logró en el final por luquecinas, con las que navegó con temple, gusto y buen trazo, amén de los sabrosos remates de las series.

Ismael Martín puso la tarde en ebullición con el bravo eral de Domingo López Chaves, desde el saludo entorpecido por el viento, a las lopecinas del quite y con el vibrante tercio de banderillas. Tardó en cogerle el punto y el aire de muleta porque molestó mucho el viento y no le dejó ser dueño del engaño mientras su oponente se hacía el amo del envite y crecía en su carácter. Le bajó los humos Ismael Martin con una estocada soberbia, que tiró a su oponente sin puntilla en uno de los pasajes más contundentes de la función.

Inmensa torería tuvo el inicio del trasteo de López Chaves al novillo que cerraba la tarde. Un fabuloso arranque rodilla en tierra, al que siguió la intensidad de una obra sentida, poderosa, madura y bien estructurada. Con mando y seda se impuso a la extraordinaria bravura de un magnífico astado de Hermanos Asensio. Poderoso en las tandas con ambas manos y dulzura exquisita en una serie ligada por bajo y con la pierna flexionada que resultó una delicia previa a un final con el estaoquillador amarrado con las dos manos que fue pura esencia. Fue el broche de una magnífica idea, de una nueva demostración de la generosidad y los valores del toreo. López Chaves paseó los máximos trofeos en una vuelta al ruedo triunfal en la que pidió a los toreros en agraz de los que se rodeó que le acompañaran para recoger las penúltimas ovaciones. Las últimas llegaron cuando el ruedo se llenó de niños para despedir a los toreros después de un impagable derroche de solidaridad.

LA FICHA

Casi tres cuartos de entrada en tarde soleada, ventosa y de agradable temperatura.

NOVILLOS PUERTO DE SAN LORENZO (1º), noble y con calidad; IGNACIO LÓPEZ CHAVES (2º), bravo y codicioso, con duración y entrega, premiado con la vuelta al ruedo; ADELAIDA RODRIGUEZ (3º), con calidad y bueno; DOMINGO LÓPEZ CHAVES (4º), encastado y bravo, premiado con la vuelta a ruedo; y HERMANOS ASENSIO, extraordinario, bravo, codicioso y repetidor.

LÓPEZ CHAVES

Dos pinchazos y media —saludos—; y estocada contraria —dos orejas y rabo—.

JESÚS DE LA CALZADA

Estocada —dos orejas—.

MARIO NAVAS

Estocada atravesada que hace guardia y estocada —oreja—.

ISAMEL MARTIN

Gran estocada —dos orejas y rabo—.