16 enero 2021
  • Hola

El único representante del Campo Carro en la Unión de Criadores de Toros de Lidia habla claro sobre el futuro de los toros

Rafael Iribarren: “No sabemos comunicar el toreo, ni dentro ni fuera”

Abrimos la conversación en el porche de la casa ganadera de Cabezal Viejo. Viendo caer agua. Se acaba de estrenar el invierno y cae templada la lluvia sobre los cercados de la finca de bravo de Águeda del Caudillo, a tiro de piedra de Ciudad Rodrigo. El campo está bellísimo. La lejana primavera fue espectacular, la otoñada no ha sido peor y por ahí es por donde le han llegado las únicas alegrías del año a los hombres del campo. A Rafael Iribarren, el titular del hierro de José Cruz, le sorprendemos enfrascado en la crucial ecuación de distribuir los lotes de cubrición de las vacas antes de echarles el semental. El teléfono no deja de sonar. Apura los detalles previos a una nueva asamblea de la nueva directiva de la Unión de Criadores de Toros de Lidia (UCTL), en la que se estrenó en mayo como vocal y en la que, tras el fallecimiento por coronavirus en noviembre de José Luis Iniesta (Los Espartales), se ha convertido en el nuevo tesorero. Rafa Cruz, como se le conoce en el toreo, es hombre de retos. Positivo y optimista, quiere abrir nuevos frentes. Dinámico. Inquieto. Y comprometido con el toreo. La Unión, la polémica de la apertura de sus puertas, el toreo, la pandemia y el futuro van saliendo a la palestra.

¿No parece el mejor momento para iniciar el reto de la Unión?

O sí. Es el momento en el que nos toca arrimar el hombro. Y si quieres que las cosas cambien, el primero que tiene que cambiar eres tú. ¿Cómo? Aportando desde nuestra unión de ganaderos. Se puede mirar las cosas de muchas vertientes, está la del temor y la del reto. Esta situación hay que encajarla como un reto.

Una vez dentro, ¿qué se ha encontrado?

La situación en la que estamos, se arrastra. En el toreo somos, como en todos los sectores en España, poco asociativos. La gente lo está pasando mal. Hay muchos ganaderos que, con sus dificultades, están esperando soluciones. Es lo que hemos trabajado estos meses de cara a las administraciones, hemos luchado por no ser un sector arrinconado. En la Junta me encontré ganas de trabajar, pero el momento no ayuda, es difícil. Las videollamadas lo facilitan, pero en lo secundario; en el meollo hay que verse, estar cara a cara...

En la UCTL, ¿hay unión de verdad o cada uno va a lo suyo?

Hay disparidad de criterios. Desde mi punto de vista personal, creo que un problema que se arrastra es la mala comunicación. Se comunica de manera compleja, técnica. Para comunicarnos en la Unión hay que hacerlo de manera más sencilla, abierta, cercana. Más directa. Nos falta comunicación, no estamos en el siglo XXI, que es un poco lo que le pasa al sector. Nos manejamos en un negocio con estructura del siglo XX, cuando ya estamos avanzados en el XXI.

¿Y por qué no hay unión?

Hay distintas generaciones. No es lo mismo hablar con una persona con 70 u 80 años, donde su formación viene del siglo XX, y le cuesta acceder a las nuevas tecnologías, que con un ganadero joven. Esos cambios entendemos que debemos ir hacia ellos y lo estamos intentando. Te mueves en una situación difícil de llegar a la gente. Ese reto lo debemos de vencer.

No hay unión porque hay distintas generaciones

¿Qué más quieren cambiar?

No es cambiar, sino evolucionar. Es un poco que estemos más cerca de todos los compañeros, trabajar en equipo. Tener claro que las directrices nos las marca Europa y tiene que ver con las decisiones políticas. Al final si deciden los políticos, desconocedores muchas veces del sector, tendremos que abrir, traer, enseñarles nuestro mundo.

¿Cómo vamos a salir de esta pandemia? Bueno, en primer lugar, ¿saldremos bien parados?

Sí, sí vamos a salir. Yo siempre veo en la vida el vaso medio lleno. Espero que salgamos renovados. Con nuevas ideas que debemos aportar entre todos, yendo de abajo a arriba. Es decir, lo que ha hecho, por ejemplo, la Junta de Castilla y León, de apoyar novilladas, lo deberemos hacer los ganaderos, nos deberemos hacer empresa incluso, igual apoderados también... Hacer cosas y crear.

En su caso, ha sido un ejemplo de los que se han empezado a reinventar con las iniciativas que hizo en el confinamiento, convirtió su finca en un plató de TV...

Y espero seguir haciéndolo. Si esto lo vives como si se te cayera una losa encima y esperas a que te la levanten en vez de hacerlo tú, jamás arreglarás nada. Saldremos invirtiendo todos, ganadero, torero, empresario, administraciones que nos quieran ayudar... No soy partidario, es mi filosofía de vida y empresa que “papá Estado” me venga a sacar las castañas del fuego. Debemos de ser nosotros los que lo solucionemos.

Lo mínimo que se puede pedir es que si tenemos un problema (“Que nos traten igual que al resto del mundo”, me interrumpe), no se puede ir a que nos arreglen el problema, ir al ministro con las penas y, encima, pedirles que piensen por nosotros. Debemos... (“Llevarle las soluciones”, se adelanta el ganadero). Y entonces, ¿por qué el toreo no piensa?

Uno de los grandes problemas que tenemos en el toreo es la desunión. Por eso, los primeros pasos que damos es a la unión, lograr consensos y acuerdos. Y eso ¿qué conlleva? Hacer concesiones todos. Si no, qué tipo de acuerdo vas a lograr cuando uno te dice... Yo tengo la razón y no admito que tú la tengas. Parte de razón puede tener y estaré dispuesto a ceder. Ahí radica todo.

En un momento tan crítico, ¿tienen sentido los egos o las guerras internas?

Siempre han existido, es momento de que pasen página. O, incluso, de pintarnos todos la cara una vez. Mejor una vez pintada la cara que cien colorada. Y proponer alternativas.

Y de esa ansiada y casi imposible unión, de ganaderos, toreros, empresarios, aficionados, periodistas... ¿se hace algo por ella?

En este momento todo eso está en pañales. (Y es por lo que habría que empezar, de hecho habría que haberlo hecho incluso antes de que nos dinamitara la pandemia, le apunto, cortándole su respuesta). Esa es tu opinión —sigue— y es la mía. Al final no dejamos de ser lo que es el país, pequeños reinos de taifas, cada uno defiende el suyo. Mientras no abramos la forma de pensar y digamos Lo que realmente quiero es defender mi forma de vida, y que se pueda prolongar en el tiempo, estamos perdidos. Yo estoy aquí esperando que mi nieta esté en mi sitio dentro de unos años. Ahí de alguna forma desaparecen los egos. Yo peleo por sacar esto adelante porque quiero que esto se conserve en el futuro. Esa tendría que ser la lucha unánime de todos.

Y, con tantos reinos de taifas como dice hay en el toreo, ¿teme que el virus se lo lleve por delante?

¡No! —contesta con rotundidad y sin dudas—. Creo que es más fuerte como expresión de cultura, de ADN, como un valor único nuestro, que hemos tenido la capacidad de transmitir a otras partes del mundo. Creo que no van a poder con él. Sí creo que vienen tiempos muy duros, y que como ganadero, me tendré que acoplar más que nunca a la oferta y la demanda. Y lo que te decía antes, a lo mejor te tienes que adaptar y reinventar para sacar tu negocio adelante.

Sin embargo, todo esto llega en un momento en el que el toreo, políticamente está peor tratado que nunca; tenemos una corriente anti que hace un daño que jamás hizo. Eso, más la pandemia, la desestructuración del sector... Parece que nada invita a ser optimista.

No, desde luego. Pero para eso estamos aquí. Para intentar cambiar las cosas. Para quitarnos la careta, para que todos nos escuchemos, y pongamos nuestro granito de arena. Como decía El Viti, que esto nos sirva para que salgan unos cimientos distintos de la tauromaquia, más sólidos y fuertes.

Como ganadero y representante de la UCTL, antes como vocal y ahora recién estrenado el cargo como tesorero (en el puesto que ocupó José Luis Iniesta), ¿está Salamanca bien y suficientemente representada en la nueva Junta directiva, siendo uno de los referentes el Campo Charro de la cría del toro? ¿No debería tener mayor representación?

Ya en la anterior directiva, no se tomaba el número de intengrantes según los territorios. Estoy de acuerdo en lo que dices, al menos estar dos sería bueno e incluso mejor. Ocurre que no se toma el numero por el lugar. Se hace un equipo, lo hizo la anterior junta y también esta. Yo, como ganadero salmantino, porque así me considero, intento estar lo más activo posible.

Una de las decisiones más polémicas que se tomaron, ya hace años, fue la eliminación de las zonas ganaderas. Con el paso del tiempo, ¿fue un acierto o un error?

Si pensamos que el ganadero sevillano defiendo una cosa y el de Salamanca otra, es que tenemos la mirada corta.

Su respuesta es evidente, ¿es partidario del bloque común?

Sí, siempre. Si no, no hubiera entrado en esta junta. Al final se trata de trabajar en equipo y que vaya con la misma fuerza hacia el mismo lado.

De manera concreta, ¿En qué está trabajando la Unión?

Me has preguntado ya tres veces... (E insisto en una cuarta, de otra forma, porque en ninguna me termina de contestar, le respondo) En Europa. Ese es el principal reto, claro. Hay un cambio de PAC, Viene una PAC nueva...

Se lo pregunto tanto, porque la gente no sabe qué hace y para qué sirve la Unión de Criadores de Toros de Lidia...

Porque falta comunicación. En breve, se va a presentar qué hemos hecho, dónde estamos y dónde vamos, cuál es el trabajo. Lo cierto es que si no tienes capacidad de comunicar estás perdido. Estamos fallando en la comunicación, debemos ser más cercanos, directos, no puede ser que pase un mes y el ganadero no tenga información. Hay que ser transparente.

En Europa hasta hace dos años no se sabía que la carne de lidia se comía

¿No le falta presencia, más actividad y relevancia a la UCTL en el toreo?

¡Claro! Y de cara a los medios, al aficionado, a todo el mundo. Si eso lo logramos, la UCTL crecerá y será cada vez más importante.

Y el ganadero, de forma particular, ante una situación crítica por el virus que les ha llevado a quitar vacas, matar animales... ¿Les llega el llamamiento de SOS? ¿Cómo Unión pueden hacer algo?

Como Unión, no podemos repartir patrimonio. No es nuestra labor. Eso lo vivimos en nuestras carnes. Sí nos llegan esas quejas pero ahí no podemos hacer nada, debe ser cada uno con su situación y su empresa quien tome las decisiones adaptadas a sus urgencias.

Hablas con ganaderos y la respuesta es similar: Un año, mal que bien, lo aguantan, pero otro se puede llevar muchos por delante...

Todo pasa por muchos ajustes. Un trabajo que debemos empezar a hacer es buscar proveedores para todo el colectivo y abaratar costes, desde los sanitarios, alimentación, pasando hasta por líneas de crédito que busquemos como Unión. Hemos estado involucrados en reuniones, en trabajo. Estamos trabajando con las comunidades...

¿Por qué los ganaderos, teniendo el patrimonio y el tesoro del campo que tenéis, os ha costado tanto enseñarlo a la gente? El campo bravo sigue siendo el gran desconocido para el mundo. Si la sociedad lo descubriera desaparecerían muchas mentiras...

De acuerdo. De hecho en Europa hace dos años no se sabía que la carne de lidia se comía. Siempre he dicho que si tú traes a ecologistas que no comparten la muerte del animal en la tauromaquia, si traes y ven, están, observan, preguntan, seguramente sigan sin compartir la muerte pero ganaríamos el respeto de la profesión.

¿Y qué nos falta?

–Comunicar al gran público...

¿Qué siente un ganadero cuando el político y el antitaurino de turno, trata de darle lecciones de animalismo?

Siento que falta trabajo por hacer. Prefiero ser autocrítico. Es culpa nuestra. Si tú tienes la incapacidad de poner la culpa fuera no vas a crecer nunca. Algo estamos haciendo mal. La comunicación, otra vez. Que es el gran lastre del toreo, eso y la transparencia.

¿Ser hoy ganadero de bravo es una locura?

Y torear, ¿no es una locura? Y ¿defender algo a contra corriente no es una locura? Tu ponte en mí. Esto se hizo para criar el toro, que fue el sueño de mi padre. ¿Tú crees que yo podría estar aquí con solo ganado manso? No estaría.

¿Dónde está el secreto del ganado bravo?

El secreto del ganadero de bravo es amar al toro, lucharlo y defenderlo hasta donde puedas.

Ver Comentarios
Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png