Borrar

El ‘roblismo’ sigue vivo: cientos de aficionados recuerdan al maestro en Salamanca

García Carbayo junto a Victoriano García ‘El Legionario’ depositaron las flores en su recuerdo al cumplirse 22 años de su fallecimiento

Sábado, 14 de enero 2023, 14:56

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Le costó salir el sol en la mañana en la que Salamanca volvió a recordar a Julio Robles, en el vigésimo segundo aniversario la muerte del maestro salmantino, que esta vez se celebró en la fecha exacta (14 de enero), en la que el toreo se vistió de luto después de perder aquella tarde de domingo de 2001 a uno de los más grandes toreros de la historia. Sin duda, una de las mayores debilidades de los aficionados de esta tierra que Robles hizo suya. Varios centenares de seguidores y aficionados taurinos acompañaron a la familia del maestro en el recuerdo eterno con el que cada año se despereza el invierno para otear ya el inicio de la temporada de toros.

Organizado por el Ayuntamiento de Salamanca y la Federación de Peñas taurinas ‘Helmántica’, esta vez, a petición propia de la familia del torero, fue Victoriano García ‘El Legionario’ —leyenda viva de los picadores de toros de esta tierra—, tantos años en la cuadrilla de Julio Robles y tan ligado a él siempre antes y después del fatal percance de Béziers (13 de agosto de 1990), quien al lado del alcalde de la ciudad, Carlos García Carbayo, depositó a los pies de la estatua de Julio Robles (obra de Salvador Amaya, y levantada majestuosa en los aledaños de La Glorieta junto a las otras dos estrellas de esta tierra, Santiago Martín El Viti’ y El Niño de la Capea) un centro de flores, de la misma manera que las hermanas de maestro hicieron lo propio con varios ramos de flores.

El capellán del coso de La Glorieta, Constantino Cascón Bueno, fue un año más el encargado de pronunciar el responso, en un acto en el que Toño Blázquez rompió el silencio de la mañana leyendo la poesía ‘Julio Robles, tiempo que fluye’ que él mismo ha compuesto en recuerdo de quien tantas tardes de gloria protagonizó en este coso charro en el que aún se siguen recordando sus mejores obras y quien paseó el nombre de Salamanca por todo el orbe taurino.

Por su parte, el acto estuvo amenizado por la banda municipal de música interpretó diferentes pasodobles (‘La Puerta Grande’, ‘El Cordobés’, ‘Manolete’, ‘Aquí está el Viti’, ‘España Cañí’, ‘Nerva’, ‘Tercio de Quites’, ‘Gallito’, ‘La Giralda’ y ‘S.M. El Viti’).

A todos ellos le siguió ‘El arte en el cielo’, balada para trompeta dedicada a Julio Robles, compuesta por Manuel Rico Gómez en el décimo aniversario y que el fue el que se eligió para cerrar el acto.

De esta manera, un año más, Salamanca volvió a desprender y sentir el roblismo en una jornada especial y de sabrosos recuerdos en el primer gran acto taurino del año en Salamanca. Sus faenas, sus tardes estelares, sus quites, sus anécdotas volvieron a florecer entre la mejor sonrisa de una afición que rejuvenece recordando a uno de sus toreros predilectos y más queridos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios