17 septiembre 2019
  • Hola

Chaves acaricia el triunfo al natural en Las Ventas

El ledesmino recogió dos ovaciones tras estoquear a un serio y exigente lote de Cuadri toreando a placer al quinto con la mano izquierda en una faena de magisterio, poso, valor y torería

13 jun 2019 / 21:24 H.

La experiencia y la madurez de López Chaves se puso de manifiesto muy rápido en el coso de Las Ventas, nada más aparecer en escena para recoger a Alemán, López Chaves le buscó las vueltas para salirse con él fuera de las rayas de picar en solvencia capotera y con mucha capacidad. Con ese vibrante saludo rompió la tarde y se llevó la primera gran ovación de la función. No gustó al público más exigente que no luciera al toro en el caballo pero tal vez el toro no era de distancias. Así lo demostró el pupilo de Cuadri en la muleta donde llegó muy apagado y agarrado al piso; aún así López Chaves pudo volver a mostrar sus armas. La seguridad, el poso y la experiencia de torero capaz y con nuevas ilusiones con las que buscó todos los registros a base de verdad, valor y entrega para imponerse a su oponente en una faena medida, bien estructurada y muy solvente, aprobando con nota su retorno a Las Ventas, cuatro años después de su último paseíllo y siete de la última vez que actuó en San Isidro. Mató de estocada y dos descabellos y recogió una sincera ovación del respetable.

Inmenso estuvo el ledesmino ante el quinto, Contratista de nombre, un toro de imponente cuajo y seriedad al que trató de maravilla desde principio de capote a final de la muleta para terminar recogiendo el premio de dos soberbias series al natural que hicieron vibrar los tendidos venteños. No fue fácil llegar hasta allí, le expuso mucho, consintió, trató de maravilla, con suma suavidad, pacientes formas y un exquisito temple que hizo descubrir el fondo de un astado que terminó rompiendo en las postrimerías de la faena por el pitón izquierdo. Vencedor de aquel envite y sabedor del mérito de cómo y por qué había llegado hasta allí, López Chaves saboreó esas dos tandas finales toreando casi al ralentí con la mano izquierda al natural. Ahí vibró y rugió la plaza. Tenía el triunfo en la mano, pero a la hora de la suerte suprema el toro perdió una mano, se trastabilló y se le fue baja la espada al torero que enterró medio acero defectuoso antes de resarcirse de una estocada y dos descabellos. Ahí se esfumó el triunfo que tenía en la mano en un feliz reencuentro con Madrid donde salió revalorizado y con el cartel en alza.

LA FICHA

Madrid, Las Ventas. Jueves, 13 de junio de 2019. Con más de media entrada en los tendidos, se lidiaron toros de HIJOS DE CELESTINO CUADRI, de imponente presencia y poco juego. El 1º tuvo la virtud de la humillación y los defectos de la falta de entrega y el poco recorrido; noble pero muy apagado y agarrado al piso el 2º. RAFAELILLO, silencio tras aviso y silencio; LÓPEZ CHAVES, ovación con saludos tras aviso en ambos; y OCTAVIO CHACÓN, silencio y silencio.