Borrar
Borja Jiménez sentado en el estribo del coso charro. ALMEIDA
ENTREVISTA

Borja Jiménez: «Me impresionó pisar La Glorieta, torear en esta plaza es un sueño»

El sevillano fue la revelación de 2023 y es uno de los triunfadores del inicio de este en el que ya rindió Castellón, Valencia y Sevilla. Vive en Salamanca desde hace dos inviernos y aquí prepara su gran asalto

Miércoles, 1 de mayo 2024, 13:51

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Lleva dos inviernos viviendo en Salamanca. Aquí fraguó sus sueños y la preparación de la mano de su apoderado Julián Guerra que le llevó a convertirse el año pasado en el torero revelación de la temporada. En Salamanca se aferró al toreo como su última oportunidad para subirse al tren. Y ahora que ya está en él, está obsesionado con entrar en los vagones de privilegio. Ha puntuado y triunfado en las primeras ferias; ahora le espera el triple puerto de montaña de la feria de San Isidro, en su vuelta a Las Ventas, que es la plaza que ratificó su lanzamiento el pasado mes de octubre. Reconoce que Madrid, desde hace varias semanas, le desvela por las noches en las que aparece Salamanca como una de sus grandes ilusiones. No ha toreado enLa Glorieta, que pisó por primera vez de la mano de su maestro Espartaco. Un torero al que Salamanca le dio oxígeno antes de alcanzar el status de figura. A Borja Jiménez, Salamanca le acogió cuando tenía cerradas casi todas las puertas.

Noticia Relacionada

¿Qué balance hace este primer tramo de la temporada?

—Era clave que salieran las cosas bien para reafirmar que lo del año pasado no fue causalidad, que vengo para ser alguien de verdad en el toreo y esto lo tenía que hacer en el inicio en las plazas importantes, la puerta grande en Castellón, las dos tardes de Sevilla, la oreja de Valencia. Lo de Zaragoza fue importante. En los pueblos, las tres tardes a hombros. Han sido ocho corridas de toros en las que de momento traté de reafirmar lo que sucedió en 2023.

¿Y está teniendo repercusión?

—Sí, se nota, tras estas primeras corridas de toros han llamado de más sitios para contratarnos, y se están mejorando los carteles poco a poco. Con el público también lo estoy notando. Ese calor de todo el invierno con tantos actos y homenajes también lo vivo ahora en la plaza. Personalmente, cada vez me noto más cuajado delante de los toros y sacando cada vez más toreo. El toro de Victorino de Sevilla es de los que mejor he toreado; es de los toros que se nos quedan marcados.

Más allá de los contratos y de las ferias, ¿de qué manera está notando la repercusión del triunfo?

—Me motiva ver que el esfuerzo del día a día, de los entrenamientos en los que llevo el cuerpo y la mente al límite veo la recompensa en la plaza y en los contratos. Desde la preparación del año pasado no he parado ni un día. Para sacar el 100% tienes que darlo todo en los entrenamientos. No aflojar, y cuando llevas el cuerpo y la mente al límite en los entrenamientos delante de la cara de los toros todo es más fácil.

La siguiente parada ya es Madrid...

—Esa ilusión es tremenda. Tengo muchas de volver a sentir Madrid. El año pasado me dieron un cariño y un respeto muy especial, Madrid es la que me ha sacado de y lanzado a las ferias. Estoy deseando que llegue y poder devolverle todo a base de entrega y buscando el buen toreo.

Imagino que sabrá que, perdida la novedad y lanzado de Madrid a las ferias, la exigencia de esa afición ya será mayor, ¿cómo lo afronta?

—Con normalidad, ya sabemos lo difícil que es Madrid, que siempre es muy exigente. Ahora lo único que me preocupa es mi día a día y mi preparación para llegar allí, darlo todo y que salga lo mejor posible. Ahí ya Dios dirá lo que tenga que pasar.

¿Asusta o motiva?

—A mí me motiva, las tardes de mucha presión e importantes son donde me siento torero y me gusta estar.

En el encuentro con Espartaco, ¿qué sintió al pisar por primera vez el ruedo de La Glorieta?

—Me impresionó al entrar en la plaza y más hacerlo a su lado. Sabiendo que esa plaza ha sido clave para él. Él tiene toros muy famosos aquí y toros que le sirvieron para su carrera y de lo que me ha hablado mucho. Aquí como se vive el toreo de manera tan fuerte, con tantos profesionales y aficionados que sería uno d ellos grandes retos de la temporada

¿Debutará en La Glorieta en la Feria de septiembre?

—Me encantaría. Torear en esta plaza es un sueño. Al maestro Espartaco le escuché muchas anécdotas, me ha contado muchas vivencias, y muchas son de aquí. De lo que ha vivido en él en esta plaza. Me ha transmitido unas vibraciones tan buenas por esa afición y esta plaza, que ahora que estoy viviendo aquí, es de las que más me ilusionan de este año.

¿Qué sensaciones le transmitió?

—Cuando entré en la plaza tuve una sensación de nerviosismo, no sé el porqué. Será por esa ilusión de la que te hablo, por los años que llevo aquí. Por lo que he escuchado de la afición de aquí, por cómo noto que se siente aquí el torero. Seguro que es eso.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios