09 julio 2020
  • Hola

Así se presenta el curso taurino en la provincia de Salamanca

Guijuelo abre la puerta a la celebración de su corrida de toros y el Consistorio pide al gerente un plan de seguridad y los permisos de la Junta | Peñaranda lo descarta al suspender las ferias de agosto | Vitigudino y Béjar, en el aire

27 jun 2020 / 21:43 H.

El plan que emitió la Junta de Castilla y León el pasado viernes para hacer frente a la crisis ocasionada por el coronavirus en la Comunidad permite la organización de festejos taurinos en plaza, siempre que cuenten con butacas preasignadas y con una limitación al 75% de los aforos. Sin embargo el gobierno regional recomendó “encarecidamente” a los consistorios la suspensión de las fiestas, en torno a las cuales se enmarcan los festejos taurinos. Y en esa encrucijada se encuentran ahora los diferentes ayuntamientos que dan toros en plaza (los de calle, encierros, toros de cajón... están suspendidos) a lo largo del verano en la provincia. Guijuelo, Vitigudino, Peñaranda y Béjar son las cuatro localidades que en agosto y septiembre anunciaban corridas de toros en sus fiestas; y que ahora navegan entre las dudas y la incertidumbre de ver qué hacen. Están entre la intención de anunciar corridas toros o la cautela que le genera el miedo de lanzarse a la puesta en marcha de un espectáculo que concita a gran número de espectadores.

Entre estas citas, está Peñaranda, que este año no tiene intención de celebrar su habitual corrida de toros en la más que centenaria plaza de La Florida y que ha sido una de las citas clave del verano de toros en la provincia: “El Ayuntamiento no contempla la celebración de ningún espectáculo taurino en La Florida, al haber suspendido por completo las ferias y fiestas 2020”, manifiestan Ángel Castro y Nacho Matilla en representación del Ayuntamiento de Peñaranda y como responsables del apartado taurino de esta localidad.

En la duda y “sin una decisión definitiva aún” se encuentra el Ayuntamiento de Vitigudino, cuya corrida de toros sería el 16 de agosto. “A día de hoy el tema de los toros está parado”, comenta Victoria Rodríguez, teniente de alcalde y responsable de festejos del Ayuntamiento de Vitigudino. “Aún no hay una decisión tomada, ni con el sí ni con el no. Tenemos tiempo aún por delante y de momento vamos a esperar a ver cómo evoluciona todo. Queremos ser prudentes y la situación ahora mismo sólo invita a la cautela”, matiza antes de explicar que en las dos semanas de fiestas van a llevar a cabo actividades culturales para intentar que el vacío se note menos, y puntualiza que no se han llegado a plantear ni valorar un posible “cambio de fechas” en cuanto a la celebración de la corrida de toros que ahora mismo está en el aire.

En una situación entre la decisión tomada en Peñaranda y las dudas de Vitigudino aparece Béjar donde el Ayuntamiento prescindiría de los toros si no hay celebración de las fiestas de la ciudad en septiembre. Sin embargo, el empresario José Ignacio Cascón puntualiza que él, por su parte, va a hacer lo posible y buscar soluciones y alternativas que sean para que la plaza de toros más antigua de España no pase el año en blanco y se quede sin abrir sus puertas. El mismo José Ignacio Cascón es el gerente taurino del Ayuntamiento de Guijuelo que es el único que, por el momento, deja abierta la puerta a la celebración de festejos taurinos este verano, independientemente de que no haya fiestas: “Me han dicho que proponga un documento con todas las medidas de seguridad que se pueden y deben de llevar a cabo para estudiar la posibilidad de dar algún festejo taurino, además de la correspondiente autorización de la Junta de Castilla y León claro está”, comenta el propio Cascón, que explica que de momento han visto con buenos ojos la opción taurina y que no lo descartan. “Si las medidas propuestas por la Junta finalmente son del 75% del aforo no las veo mal y que no haya fiestas en los pueblos no lo veo un impedimento para que no haya toros. Ahí está el ejemplo de la novillada que se dio en Ledesma en abril en 2014, fuera de fiestas, que fue un éxito”. “Esta situación puede ser buena para reinventarse”, argumenta Cascón, “y para buscar nuevas fórmulas” antes de confesar que particularmente quiere y cree que se deben de dar festejos esta temporada, “siempre manteniendo e imponiendo las medidas de seguridad que sean necesarias. Nadie quiere que haya un rebrote ni se ponga en peligro la salud de las personas”, concluye.

Las fiestas y los toros es el debate y la disyuntiva en la que navegan los responsables de los consistorios de la provincia. Y que además no pasa por alto la preocupación que genera en el sector ganadero. Así se muestra Julián Escudero, secretario de la Asociación de Ganaderías de Lidia, quien aplaude que la Junta fuera la primera institución que diera una ayuda a los ganaderos de lidia, pero ahora confiesa: “La gente y nuestros dirigentes deben ser conscientes de que sin fiestas no hay toros; y la decisión de suspender todas las fiestas de los pueblos de Castilla y León va a llevar al sector taurino al desastre y a los ganaderos a la ruina. A ver qué explotación es capaz de aguantar 18 meses si tener un solo ingreso”. El estado alarma sigue vivo en el toreo ante un futuro que no termina de aclararse.

Guijuelo, el día 15 de agosto

Habitualmente los festejos se celebran a partir del 15 de agosto. El año pasado hubo tres: rejones (Rui Fernandes, Andy Cartagena y Víctor Herrero), corrida de toros (Ponce, Perera y Capea) y novillada picada (Fernando Plaza, Diosleguarde y Manuel Martín). Este, inicialmente, estaba previsto que la corrida de toros fuera el 15 de agosto.

Vitigudino, el 16 de agosto

Vitigudino tiene una fecha fija: 16 de agosto que siempre ha sido sinónimo del festejo taurino estelar de la localidad. El año pasado en esta fecha se anunció una corrida de toros mixta con Leonardo Hernández, López Chaves y Rubén Pinar que lidiaron toros de Victorino Martín.

Peñaranda, el 22 de agosto

La Florida acogía la corrida de toros de las ferias y fiestas de Peñaranda el penúltimo sábado de agosto y este hubiera sido el día 22. El año pasado actuaron López Chaves, Juan del Álamo y Manuel Diosleguarde, con toros de Sánchez Arjona y novillos de Puerto de San Lorenzo.

Béjar, el día 8 de septiembre

La Ancianita celebró siempre su festejo estelar el 8 de septiembre, día de la Virgen del Castañar, patrona de Béjar. El año pasado celebró en esa fecha una corrida de toros con la participación de Uceda Leal, El Capea y Damián Castaño, que se enfrentaron a un encierro de la Francisco Galache.

PALABRAS CLAVE