22 septiembre 2019
  • Hola

Así ha sido la novillada de la Feria en Salamanca

Manuel Diosleguarde corta la primera oreja del abono, único trofeo del festejo; los mexicanos San Román y Aguilar se van de vacío

11 sep 2019 / 22:28 H.

Sexto novillo: 'Condesito' [colorado, nº58, marzo de 2016, 474 kilos]: aplaudido de salida, de serias hechuras. Largo el cuello; la cara concentrada y recogida con los pitones rematados hacia arriba. Se arrancó de largo al caballo; se enceló con los pechos. El puyazo cayó bajo. Fuerzas cogidas con alfileres. Sin empleo. Ni gracia. | Miguel Aguilar lanceó con ajuste a pies juntos en un palmo de terreno. Arrancó la labor de muleta ayudándose por alto; un "bien" manó el remate por bajo. La media distancia como guion a seguir sobre la mano diestra; y la media altura; y el hilván. Dos series zurda periféricas. Remató por bernadinas. Estocada casi entera defectuosa y estocada. Ovación tras aviso.

Quinto novillo: 'Madrileño' [remiendo del débil y lavado 'Reservado I' y el aún más claudicante 'Enlutado'; negro mulato y listón, nº22, de abril del 2016, 483 kilos]: músculo sobre el concentrado esqueleto. Una pelota en el morrillo; la culata también prominente. De breves defensas. Y cuello. Escobillado el pitón izquierdo. Se arrancó desde la larga distancia al caballo; recibió un puyazo breve en la misma yema. Claudicante en las diferentes fases de la lidia. Con el freno de mano echado en la brega. Débil. De medias embestidas de carácter defensivo. Sin raza. Soso. Pitos en el arrastre. | Manuel Diosleguarde firmó una obertura por alto como medicina a la trémula fuerza del novillo. Y no fue solución. Los desplantes, el compás abierto; el diálogo con el rival -"¡vamos!"- para revestir series sin hilván. Insistió y porfió. Matón de estocada entera de efecto fulminante. Oreja.

Cuarto novillo: 'Fandango' [negro mulato listón, nº42, diciembre de 2015, 480 kilos]: dos zancos por manos, alto; desgarbada la expresión. Simple la cara. Tiznado de negro el pitón hasta la cepa. Puyazo átono. Embistió a saltos en banderillas. Las manos por delante. Clavó los pitones en la tierra durante las diferentes fases de la lidia. Apagado y renuente después. Parado finalmente. No regaló dos muletazos seguidos. El derrote como remate. Silenciado en el arrastre. | Diego San Román saludó genuflexo a la verónica, a la que dio largura de trazo. Inició al abrigo de las tablas por bajo; antes de proponer con pureza: la muleta muerta, los zapatillas en dirección hacia el novillo. Caligrafió dos naturales superiores con la ayuda del estoque simulado. Fue abriendo el compás según incrementó las dosis de fibra de las tandas zurdas. La ecuación se surgía inversamente proporcional en el enemigo. En la mano derecha se explayó y abundó en el toreo de cercanías. Valor seco en las series inconexas. La ovación emergió como premió en el desplante que abrochó la muy seria actuación. Mató de estocada. Aviso. Silencio.

Tercer novillo: 'Reservado II' [colorado, el ojo de la perdiz, nº15 abril de 2016, 463 kilos]: bajo, largo el esqueleto, blancos los pitones que se dibujaban hacia abajo. Simple la expresión. A su aire de salida. Empujó en un puyazo delantero. Mejor en la larga distancia. De mejor pitón diestro que zurdo. De seria embestida. Y a más y mejor. Ovacionado en el arrastre. | Miguel Aguilar [blanco y oro] bregó de salida caminando hacia atrás. Remató la labor con una revolera enhiesta tras recorrerse todo el platillo. Dos pases cambiados por la espalda y el pese de las flores como obertura antes de dar distancia citando sobre la mano diestra con fibra y ajuste en el centro del ruedo. No molestó el viento. El pase de pecho lanzó a la banda a tocar. La tanda al natural discurrió sin más. Nacida en la corta distancia. Una noria para volver a la mano diestra. Un manojo de manoletinas rodilla en tierra para recuperar la atención. Mató de pinchazo, estocada casi entera y delantera. Sonó un aviso justo a las puertas de que el novillo se echara. Saludó desde el tercio.

Segundo novillo: 'Reservado' [negro, mulato y listón; 463 kilos de peso, abril de 2016, nº53]: de armónicas hechuras. El pelo brillante. Largo el cuello, dibujada la papada. Blanco el pitón curvo, tocado hacia dentro en su remate. Arremetió contra los burladeros -en el 6, en el 7 y en el 1-. Puyazo breve. Abundó la embestida en el capote de brega. Galopó. Pronto, con sus matices en el embroque, de más dubitativo final en el inicio del último tercio. Perdidas las inercias tras dos tandas, le costó. Las dudas del refugio de las tablas le inundaron. Se resistió en la muerte. Aplaudido en el arrastre. | Manuel Diosleguarde [grana y oro] saludó con distinción en una gavilla de verónicas de trazo templado y compás abierto. La media tuvo su aquél. Brindó al público en su presentación como novillero con caballos en La Glorieta. Cuatro derechazos en la larga distancia como obertura de función. Otra tanda diestra precedió el toreo al natural, el penúltimo se dibujó a cámara lenta. Vuelta a la mano derecha tras desaguarse el trasteo hacia terrenos de sol. Un tirón y un molinete devolvieron la función al tercio de sombra. Las tandas ligadas en altibajos. Dos redondos de fibra. El desprecio mirando al tendido como fin de obra. Mató de dos bajonazos y estocada. Escuchó un aviso. Saludó desde el tercio.

Primer novillo: 'Mordedor' [negro de capa, nº13, abril de 2016, 469 kilos]: brocha la encornadura, de recortado esqueleto. Remató en el burladero del 1 de salida. Suelto en el primer tercio. Recibió un largo puyazo -trasera la colocación- al relance. Pronto en banderillas, fijo, galopó para gastar el escaso fondo de fortaleza. Se acostó por el pitón izquierdo y se defendió. Renuente. Leves pitos en el arrastre. | Diego San Román [azul turquesa] alcanzó la boca de riego en el saludo de capa a trompicones. Un "¡uy!" despertó a La Glorieta en el recibo de hinojos en el abrigo de las tablas del 7 ya con la muleta. La variedad hasta alcanzar el tercio. Dejó la muleta muerta al natural y salió por los aires sin que la cornada que se dibujó en el muslo llegara a calar. Porfió en su quietud al natural sin la ligazón; que llegó en las tres tandas diestras. La mano baja. La quietud para imponerse. El redondo contorneado breve en torno a la cadera. Los pases de pecho tuvieron su brillo. Mató de pinchazo dos pinchazos, media estocada y un golpe de verdugillo. Silencio.

Plaza de toros de La Glorieta. Novillada con caballos; primer festejo del abono de la Vega: un cuarto de entrada. Cielo despejado; muy ventoso. 22ºC de temperatura al comienzo del festejo. Novillos de Casasola.