05 diciembre 2019
  • Hola

Antonio Ferrera y la ganadería Núñez del Cuvillo, premios taurinos de LA GACETA

El pacense logra su primer trofeo Don Lance por su torera actuación del domingo y el hierro gaditano, el primero no charro que se lleva el galardón

16 sep 2019 / 12:21 H.

La última corrida de toros de la Feria de Salamanca deparó lo más importante del serial y, por ende, los premios que concede LA GACETA a la mejor actuación y a la ganadería más brava. El primero tiene un nombre propio. El pacense Antonio Ferrera se proclama por primera vez ganador del trofeo Don Lance. Y lo hace después de firmar ayer una importante actuación repleta de torería y maestría que le valió salir a hombros por la puerta grande con tres orejas.

Ferrera coge el testigo de Andrés Roca Rey, ganador el pasado año. El pacense ha sido merecedor de una nota de 8,5 por parte de los críticos taurinos que elaboran este suplemento. Ferrera no sólo brilló con dos faenas que demuestran su madurez y oficio. También cumplió a la perfección sus funciones de director de lidia de principio a fin. Un ejemplo, no sólo de torería, sino también de profesionalidad sobre el ruedo.

El trofeo Don Lance mantiene a El Juli y Miguel Ángel Perera como los diestros que más premios se han llevado hasta el momento, con tres cada uno. Precisamente El Juli se ha quedado a las puertas de lograr su cuarto galardón, aunque su nota alcanzó un 8,25.

El trofeo a la bravura Memorial Juan Mari Pérez Tabernero ha recaído este año en la ganadería de Núñez del Cuvillo. No hay duda en señalar el encierro del hierro gaditano como el más sobresaliente del serial. En primer lugar por su presentación, viva imagen de lo que tiene que ser el toro de Salamanca. Un encierro armónico y parejo. Pero además su juego fue excelente. Cada uno con sus virtudes, embistieron y derrocharon nobleza, y bravura en algunos casos, para facilitar el triunfo de los espadas.

Desde que en 1993 LA GACETA comenzó a conceder el trofeo a la bravura Memorial Juan Mari Pérez Tabernero nunca había recaído en una ganadería no salmantina. Hay que recordar que los hierros charros han sido mayoritarios en La Glorieta con muchas ferias íntegramente compuestas por ellos. Núñez del Cuvillo rompe con esa tónica y se lleva un merecido premio que confirma su excelente momento.