27 mayo 2020
  • Hola

Nueva polémica en ‘MasterChef’. Sus seguidores, indignados por una “injusta” prueba

Es la primera vez en el concurso que un participante tiene que cocinar para defender la continuidad de otro

12 may 2020 / 09:09 H.

‘MasterChef’ no abandona la polémica. Después de las críticas por un supuesto veto al cantante Willy Bárcenas y la controvertida expulsión de Saray, la octava gala del concurso celebrada este lunes ha generado una ola de indignación entre muchos de sus seguidores. Fidel, Alberto, Iván, Andy, Ana y Luna se quedaron en la cuerda floja después de que perdieran en la prueba de exteriores. José Mari, como favorito de la primera prueba volvía a seleccionar que ingredientes debían usar sus compañeros para elaborar un plato en condiciones en unos 75 minutos. Sin embargo, el programa tenía guardado un as en la manga.

A pesar de que son ocho ya las ediciones y que se han hecho pruebas de todo tipo, el concurso sorprendía con una prueba inédita hasta el momento. Los concursantes salvados en la prueba de exteriores debían cocinar los platos para que sus compañeros se salvasen. Los aspirantes protestaron ya que lo vieron como algo “injusto”. Los chefs justicaban la prueba con el siguiente argumento: “A veces el cocinero no puede acudir a su puesto de trabajo y lo tienen que sustituir y sacar todo adelante. Sus aprendices deben responder por él”.

De esta manera los emparejamientos quedaban así; Sonsoles cocinaba por Luna, José Mari por Iván, Juana por Alberto, Teresa por Fidel, Michael por Ana y Sara Lua por Andy. Al final de la prueba tres eran las parejas que quedaban en la cuerda floja; Sonsoles, que cocinaba para Luna; José Mari, que defendía a Iván; y Teresa, que sin quererlo había condenado a Fidel.

El jurado decidía que el plato cocinado por Teresa era el peor de todos y que no se podía comer. Sin embargo, también culpaban al propio Fidel por no haber ayudado a su cocinera ni haberse preocupado durante la prueba.

Esta expulsión no ha quedado exenta de polémica, ya que Fidel es uno de los concursantes más carismáticos de la edición y que haya sido expulsado sin poderse defender en las cocinas ha provocado que el público estalle en redes contra el programa, calificando la prueba de “cruel” y de “injusta”.

También era el propio Fidel, desde las redes sociales quien dejaba un recado al concurso después de que los jueces le acusaran de no implicarse en la prueba: “Yo no entender porque no salgo hablando en la prueba de eliminación!!! Gracias a las universidades de edición de vídeo por tan buenos alumnos”, escribía irónicamente.