25 enero 2020
  • Hola

La audiencia de ‘Sálvame’ exige que despidan a un colaborador: “Esto no puede seguir así”

La dirección del programa podría estudiar tomar algún tipo de medida

Madrid /
10 ene 2020 / 08:39 H.

No se puede decir que la audiencia de ‘Sálvame’ no sea una de las más acostumbradas, en el mundo de la televisión, a la polémica y en general a escuchar gritos. Pero lo de este miércoles, para muchos, fue excesivo. Los ataques que Kiko Hernández hacia muchos de sus compañeros han sido una constante a lo largo de estos años. Pero este miércoles Hernández se cebó con Anabel Pantoja, algo que le reprocharon los compañeros y hasta los espectadores. El ataque fue tal que la Pantoja tuvo que acabar abandonando el plató.

Y la audiencia estalló. “Kiko se pasa de faltas de respeto. Esto no puede seguir así”, resumía un espectadores a través de las redes sociales. Y es que la salida de Anabel Pantoja del plató no dejó a nadie indiferente. “Kiko no para de reírse de ella. Tiene razón Anabel, la tratan muy mal”, afirmaba otro.

“Es un ladrón”, atacaba otro. “El programa saca la cara por él y por su familia, es vergonzoso”, concretaba otra usuaria de Twitter. “Lo de los kikos, Rafa Mora y algunas veces Montero es un machismo casposo y vomitivo”, remataba otro.

De hecho muchas de las críticas que se hacen al programa de las tardes de Telecinco van en esa línea: la de criticar que se viva normalmente de valores machistas que luego se enseñan en un horario que debería ser de especial protección infantil y que en este caso no es está cumpliendo. Parece que la polémica seguirá esta tarde. No en vano en Sálvame si algo saben es explotar los temas más polémicos.

Hernández era un desconocido hasta que entró en Gran Hermano. Su paso por el ‘reality’ más famoso de la televisión le permitió darse a conocer y entrar en programas como Sálvame, en donde ejerció como una especie de periodista o comunicador con cables en muchos ruedos del famoseo. El caso es que su actitud constante (hablando de la vida de los colaboradores pero ocultando la suya), no ha gustado casi nunca entre la audiencia de Sálvame en donde, a pesar de todo, sigue teniendo defensores. De hecho él ha sido uno de los pocos colaboradores que nunca ha participado en ningún ‘reality’ de la casa y del que menos se sabe de su vida personal y sentimental más allá de la relación que mantuvo dentro de la casa de Gran Hermano con Patricia. Hernández no ganó su edición pero quedó tercero y eso le permitió darse a conocer.

PALABRAS CLAVE