28 junio 2022
  • Hola

Un jurado popular juzgará al ‘pistolero’ de Garrido que se enfrenta a 36 años de prisión

El fiscal le acusa de dos delitos de asesinato (uno intentado) y otro de tenencia ilícita de armas | Le pide además 14 años de libertad vigilada, 10 de alejamiento, 10 de destierro y 472.000 € de indemnización | La acusación particular eleva la solicitud a 41 años y medio de cárcel

25 may 2022 / 20:37 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

El ‘pistolero’ de Garrido será juzgado por un jurado popular y se enfrentará a 36 años de prisión que le pide la Fiscalía, y a 41 años y 6 meses que le solicita la acusación particular.

Las acusaciones ya han emitido sus calificaciones en el caso de Emilio D.Y., el vigilante de seguridad que el 31 de agosto del pasado año ingresó en prisión provisional como autor del tiroteo, en el que murió un hombre y la mujer que le acompañaba sufrió lesiones de extrema gravedad y algunas de ellas irreversibles. En ambos casos, según ha podido saber LA GACETA, le acusan de dos delitos de asesinato con alevosía (uno consumado y otro en grado de tentativa) y de otro de tenencia ilícita de arma de fuego corta.

Además, en el caso del Ministerio Fiscal, se le piden 14 años de libertad vigilada una vez finalizada la pena de prisión y la prohibición de aproximación a menos de 500 metros de la mujer tiroteada, a igual distancia de su domicilio y lugar de trabajo y prohibición de comunicar con la misma por cualquier medio, todo ello por tiempo superior a 10 años a la duración de la pena de prisión impuesta en sentencia. Asimismo el fiscal solicita la prohibición de entrar y permanecer en la provincia de Salamanca por tiempo de superior a 10 años al de duración de la pena de prisión.

Pero además, la Fiscalía interesa el comiso y la destrucción del arma de fuego, prenda de vestir y demás efectos ocupados al acusado.

Por último solicita el pago de una indemnización total de 472.918 euros (78.744 para la mujer tiroteada y el resto para los familiares directos del varón fallecido).

El Juzgado de Instrucción número Dos de Salamanca, que instruye la causa por uno de los casos más graves que se recuerdan en Salamanca, se encuentra ahora pendiente de la calificación del letrado de la defensa, Arístides Arias Maniega, que trata de ampararse en una posible alteración mental de su cliente porque, tal y como manifestó en su momento en declaraciones a este diario: “Es una acción que sorprende y se duda de la serenidad mental de una persona que comete este tipo de acciones”. “Una persona en su sano juicio no puede disponer de la vida de otras personas valiéndose de un arma, no es normal esa reacción”, señaló el abogado defensor.

Sin mediar palabra, por la espalda y a bocajarro

Así fue el terrorífico ataque perpetrado por el ‘pistolero’ de Garrido, según el relato del fiscal que lleva el caso.

Emilio D.Y., placentino de 32 años con domicilio en Salamanca, estuvo a última hora del 27 de agosto de 2021 en el Bar Balabushka de la calle Gargabete.

Por su parte, José María R.C., y su amiga María Belén R.H., celebraban desde la tarde el cumpleaños de esta, junto con otra amiga, habiendo estado los tres por distintos bares de Garrido.

A medianoche, el acusado acudió al Bar Ciclón, situado en la calle Juan de Villoria, donde consumió varias cervezas y ya, sobre las 01.40 horas, se sentó en una mesa de la terraza del establecimiento, cercana a las mesa en la que se encontraban los tres amigos. Minutos después, Emilio D.Y. se levantó y se dirigió a las mujeres para ofrecerles una copa y, pese a declinar estas inicialmente la invitación, él se presentó poco después con dos copas que entregó a cada una de ellas y se sentó en su mesa.

Conversó durante media hora con ellas, dirigiéndose “de forma insistente y molesta” hacia María Belén, detalla el fiscal, llegando a provocar que un camarero del bar le pidiese que se comportara o tendría que irse del lugar.

Sobre las 02.10 horas, los tres amigos se marcharon de la terraza del bar, saliendo el acusado casi de inmediato detrás de ellos, siguiéndoles y caminando a corta distancia, al tiempo que sujetaba con su mano derecha una pistola que llevaba en su cintura.

Una de las mujeres se separó del grupo y Emilio D.Y. continuó el seguimiento a José María y María belén hasta llegar a la calle Isaac Peral, donde, sobre las 02.15 horas, aceleró el paso hasta acercarse a ambos “por la espalda” y, “sin mediar palabra alguna”, disparó a José María y después a María Belén, que se había vuelto al oír los disparos. Una vez que cayeron al suelo, les disparó varias veces más.

Tras ello, siguió caminando hasta llegar a la calle Lazarillo de Tormes sobre las 02.20 horas, donde residía, arrojando a un contenedor de basura el arma empleada, una pistola Star 30 m de 9 mm Parabellum.

En ese su domicilio, situado en el número 21, fue detenido al día siguiente, a las 20.30 horas, por la Policía Nacional, que en apenas 24 horas después localizó el arma en la planta de tratamiento de residuos de Gomecello, así como la camiseta que vestía.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png