19 mayo 2019
  • Hola

Un joven salmantino en el banquillo por abusar de una niña a la que conoció por Instagram

El acusado tenía 20 años y la menor 12 cuando presuntamente mantuvieron cuatro encuentros por los que el fiscal pide ahora 3 años de prisión y 3.000 euros de indemnización

12 mar 2019 / 21:12 H.

Acusado de contactar con una niña de 12 años a través de Instagram y engatusarla hasta conseguir verse a solas para acabar abusando hasta en cuatro ocasiones de ella, un joven salmantino se sentará la próxima semana en el banquillo de acusados para enfrentarse a una condena de tres años de prisión que le pide la Fiscalía, además de siete años de alejamiento e incomunicación y 3.000 euros de indemnización por la intromisión en la indemnidad sexual de la menor, que al menos por aquel entonces residía en una pequeña localidad de la provincia.

El tribunal de la Audiencia Provincial de Salamanca ha señalado para la mañana del viernes 22 el juicio contra A.S.M. al que el representante del Ministerio Fiscal acusa de dos delitos de abusos sexuales, el primero de ellos en su modalidad de acercamiento a menor de 16 años por medios tecnológicos.

En septiembre de 2017. Según recoge el fiscal en su escrito de calificación inicial al que ha tenido acceso LA GACETA, los hechos de los que se acusa a A.S.M. se registraron entre los día 3 y 27 de septiembre del año 2017.

El acusado, que acababa de cumplir los 20 años de edad en el momento de los hechos, contactó con la menor, que tenía entonces 12 años, a través de la red social Instagram.

En sus conversaciones, señala el fiscal, le propuso reiteradamente y de manera explícita encuentros para mantener contactos de naturaleza sexual y avanzar hasta tener relaciones sexuales, todo ello pese a tener pleno conocimiento de la edad de la menor ya que ella misma se lo había comunicado expresamente.

De este modo y movido por la intención de satisfacer su apetito sexual, continúa el fiscal, el acusado logró convencer a la pequeña para verse en la localidad de residencia de la misma, donde se materializaron en total cuatro encuentros entre ambos a lo largo del citado mes de septiembre de 2017, en los que en alguna ocasión hubo contacto físico entre la niña y A.S.M., contacto que consistió en besos y tocamientos de índole sexual en la zona del pecho y de las nalgas.

Sin embargo, según el escrito de calificación del fiscal, el último encuentro se vio finalmente frustrado al ser sorprendidos el presunto abusador y su víctima por la madre de la menor, quien como consecuencia de lo que ella misma había presenciado decidió interponer la correspondiente denuncia por abusos sexuales.

Como consecuencia de estos hechos, el representante del Ministerio Fiscal acusa al varón de dos delitos de abuso sexual, uno de ellos en su modalidad de acercamiento a menor de 16 años de edad por medios tecnológicos .

Un delito castigado con penas de 2 a 6 años de cárcel. El Código Penal recoge el delito de abusos en el apartado primero de su artículo número 183 y lo castiga con penas de dos a seis años de prisión: “El que realizare actos de carácter sexual con un menor de 16 años, será castigado como responsable de abuso sexual a un menor con la pena de prisión de dos a seis años”.