10 diciembre 2019
  • Hola

Un cazador mata a su amigo de un disparo mientras limpiaba su escopeta en Teruel

Ha sido detenido por un delito de homicidio por imprudencia grave

16 ago 2019 / 10:14 H.

El cazador que ocasionó un disparo fortuito mortal a un compañero, en la localidad turolense de Jorcas, ha quedado detenido como presunto autor de un delito de homicidio por imprudencia grave, han informado a Europa Press desde la Comandancia de la Guardia Civil en Teruel.

El detenido ha pasado la noche en los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil en Teruel y está a la espera de pasar a disposición judicial a lo largo de esta mañana.

Al cazador, A.C.P., de 46 años, y vecino de Jorcas, se le disparó el arma, al parecer, de forma accidental mientras se disponía a desmontarla después de haber acabado el ejercicio de caza de codornices.

El disparo quedó alojado en el abdomen de M.G.E., vecino de Camarillas, de 69 años, que le provocó heridas mortales y aunque se desplazó el helicóptero medicalizado del 112 de SOS Aragón el personal sanitario no pudo hacer nada por salvarle la vida.

El suceso tuvo lugar a las 09.50 horas de este jueves, 15 de agosto, cuando el cazador limpiaba la escopeta tras terminar la batida, en el término municipal de Jorcas, en la comarca Comunidad de Teruel. Ambos eran amigos y el fallecido había salido a acompañar al cazador.

El cazador fue trasladado a dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel en calidad de “investigado no detenido” y tras prestar declaración durante la pasada noche ha quedado detenido como presunto autor de un delito de homicidio por imprudencia grave y ha pasado la noche en los calabozos.

Hasta el lugar del suceso se desplazaron agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil para tomar muestras, mientras que el cadáver fue trasladado a la ciudad de Teruel para practicarle la autopsia.

PALABRAS CLAVE