27 noviembre 2021
  • Hola

Un bejarano a juicio por quebrantar hasta seis veces el confinamiento en menos de un mes

La Fiscalía le pide 9 meses de cárcel por desobediencia grave

19 sep 2021 / 21:10 H.

En plena polémica por la posible declaración de inconstitucionalidad de la segunda fase del estado de alarma -la primera fue anulada el pasado mes de julio-, un bejarano se enfrentará esta semana a nueve meses de prisión que le pide el fiscal por un delito de desobediencia grave a los agentes de la autoridad. El Ministerio Público le acusa de incumplir hasta en seis ocasiones el confinamiento en menos de un mes, en dos de ella llegando a orinar y a emborracharse en la vía pública. El Juzgado de lo Penal número Uno de Salamanca ha señalado el juicio para este miércoles por la mañana.

Por Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, se declaró el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por la covid en todo el territorio nacional, estableciéndose en su artículo 7 la limitación de la libertad de circulación de las personas.

Según recoge el fiscal en su escrito de calificación, al que ha tenido acceso LA GACETA, a pesar de ello, durante la vigencia de tales limitaciones, el acusado, R.F.G., fue sorprendido por agentes de la autoridad en la vía pública sin causa justificada en diversas ocasiones. En todas ellas, los agentes, debidamente uniformados y en el ejercicio de sus funciones, requirieron expresamente al acusado para que regresara a su domicilio y no saliera del mismo sin causa legal.

Sin embargo, el acusado, deliberadamente, no atendió de manera reiterada a tales requerimientos.

Concretamente, los hechos se produjeron en la localidad de Béjar a partir del 12 de abril de 2020, cuando el acusado fue requerido por agentes policiales sobre las 21.30 horas mientras caminaba por la calle Libertad para que volviera a su domicilio en Béjar y, algo más tarde, a las 22.45 horas, al encontrarle deambulando por la avenida del Ejército de la localidad sin causa justificada.

Al día siguiente, el día 13, el acusado volvió a ser requerido, a las 18.53 horas en la calle Horno de San Juan, por los agentes por incumplir la obligación de no transitar por la vía pública, manifestando que “estaba dando un paseo”.

Sobre las 20.20 horas del día 15 fue nuevamente sorprendido por los agentes en la calle Colón, sin identificación, manifestando igualmente que “estaba dando un paseo”.

A las 21.36 horas del 29 de abril, los agentes identificaron al acusado tras pillarle orinando en la plaza de Maldonado y, dado que tampoco en esta ocasión pudo justificar el motivo del nuevo incumplimiento, se le informó de que iba a ser nuevamente denunciado por un presunto delito de desobediencia grave a agentes de la autoridad.

El 6 de mayo, a las 14.05 horas, agentes de la Policía Nacional procedieron a identificarle de nuevo tras encontrarle bebiendo alcohol en la travesía Zúñiga Rodríguez, igualmente sin justificación para incumplir el confinamiento.

El fiscal acusa a R.F.G. de un delito de desobediencia grave a los agentes de la autoridad previsto y penado en el artículo 556.1 del Código Penal por el que le pide una condena de nueve meses de prisión y el pago de las costas procesales.

Señala el Código Penal que los que faltaren al respeto y consideración debida a la autoridad, en el ejercicio de sus funciones, serán castigados con la pena de multa de 1 a 3 meses. El artículo 556 del Código Penal español establece asimismo la pena de prisión para aquellos que desobedezcan gravemente a la autoridad en el ejercicio de sus funciones.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png