16 agosto 2019
  • Hola

Trece detenidos en Salamanca por robos en establecimientos y viviendas y por venta de droga

En la operación “Popana” se han registrado once domicilios

14 jun 2019 / 18:59 H.

Agentes de la Guardia Civil de Salamanca han llevado a cabo la operación ‘Popana’ contra un grupo criminal especializado en robos por ‘alunizaje’ en gasolineras y bares de la provincia, además de en viviendas, y tráfico de estupefacientes, un operativo que se ha saldado con la detención de trece personas y el registro de once domicilios.

En el operativo, los agentes han incautado “importantes cantidades de sustancias estupefacientes”, además de joyas y objetos procedentes de al menos 15 robos, así como unos 10.000 euros en metálico.

La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Salamanca ha sido la encargada de la “investigación larga y compleja” que se inició con motivo de diez robos que se cometieron en la noche del 8 al 9 de febrero.

Entonces, según la Comandancia Provincial, los autores sustrajeron dos vehículos para, a continuación, cometer varios “alunizajes” en diferentes bares y gasolineras de las localidades de Golpejas, La Fuente de San Esteban, Villarmayor, Villar de Peralonso y Villares de la Reina.

Tras estos hechos, la Guardia Civil determinó que se trataba de delincuentes con residencia en la provincia de Salamanca y, durante la investigación, conoció que estos individuos, además de dedicarse a la comisión estos hechos delictivos en establecimientos, también realizaban robos en viviendas habitadas en urbanizaciones ubicadas en el alfoz de Salamanca y traficaban con sustancias estupefacientes.

Los agentes han realizado las intervenciones en dos fases, con la participación de efectivos de diversas unidades de la Comandancia de Salamanca.

La primera la llevaron a cabo los días 22 y 23 de mayo, cuando el Instituto Armado procedió a la actuación policial contra la parte del grupo criminal que se dedicaba principalmente al tráfico de sustancias estupefacientes.

Entonces, sumaron la detención de cinco personas, M.C.S.R. de 29 años, M.A.P, de 28 años, C.M.S. de 29 años, J.D.P. de 25 años y de D.M.F. de 35 años, así como a la investigación de I.M.F. de 33 años (interno en el Centro Penitenciario de Topas) como responsable de la dirección de “gran parte de las actuaciones delincuenciales”.

Asimismo, practicaron cinco registros domiciliarios, en los que encontraron 600 gramos de cocaína, 374 gramos de hachís, 405 gramos de cogollos de cannabis sativa, 535 gramos de plantas adultas de cannabis sativa y una plantación ‘indoor’ de cannabis sativa y 4.295 euros en metálico.

La segunda fase de explotación se llevó a cabo los días 4 y 5 de junio, con la detención de la parte del grupo criminal relacionada con los robos en establecimientos y viviendas.

En esta fase, la Comandancia procedió a la realización de siete registros (seis viviendas y una nave) y a la detención de ocho personas, M.A.M.L. de 29 años, D.B.H. de 25 años, A.M.A. de 28 años, R.A.N.C. de 22 años, L.B.R. de 22 años, A.I.Z. de 26 años, A.S.H. de 27 años y A.F. de 47 años.

Esta parte del grupo se dedicaba “de forma sistemática” al robo con fuerza en establecimientos públicos, donde se apoderaban de dinero en metálico, y en chalets de la provincia, donde podían llegar a sustraer todo tipo de efectos, vehículos, joyas, aparatos electrónicos, herramientas o dinero en metálico, efectos que posteriormente eran vendidos en el mercado negro, para lo que utilizaban a un ciudadano de nacionalidad marroquí con residencia en el barrio de San José de esta capital, que era el encargado de recepcionar la mayoría de lo sustraído.

PALABRAS CLAVE