19 mayo 2019
  • Hola

Se enfrenta a una multa de 3.600 euros y 3 años sin conducir tras ser cazado a 228 km/h en Salamanca

Fue detectado en la A-50 a la altura de Villar de Gallimazo

13 mar 2019 / 23:49 H.

    La Fiscalía de Salamanca solicita 3.600 euros de multa y tres años de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por un delito contra la seguridad vial después de haber sido descubierto al volante de un turismo a 228 kilómetros por hora en un tramo con velocidad limitada a 120. El Juzgado de lo Penal número Dos de Salamanca acogerá en la mañana de este jueves el juicio contra el acusado, que responde a las iniciales J.C.R.C.

    Según ha podido saber LA GACETA, el fiscal recoge en su escrito de calificación que los hechos tuvieron lugar el 9 de marzo de 2017, pasadas las doce del mediodía.

    J.C.R.C., sin antecedentes penales, conducía un vehículo marca Mercedes y modelo CLS 350 CDI cuando fue detectado circulando por encima de la velocidad fijada a la altura del punto kilométrcio 65,900 de la autovía A-50 (Ávila-Salamanca), en el término de Villar de Gallimazo. Concretamente, señala el fiscal, lo hacía a 228 kilómetro por hora, según la medición efectuada del cinemómetro debidamente calibrado cuando en la citada travesía la velocidad está limitada a 120 km/h.

    243 km/h, la velocidad más elevada en cinco años

    Se trata de una de las velocidades más elevadas detectadas en la provincia de Salamanca, solo superada en los últimos cinco años por la de un conductor madrileño que fue interceptado en septiembre de 2014 cuando iba a 239 km/h por la A-50, a su paso por el término de Cordovilla y en julio de 2017 por un conductor francés que alcanzó los 243 km/h en la A-62, en Fuentes de Oñoro.

    PALABRAS CLAVE