06 diciembre 2019
  • Hola

Salvan a una mujer sorda de 89 años del incendio de su casa en Cepeda

El virulento fuego en la plaza del pueblo calcinó 5 viviendas y la anciana era la única inquilina

18 nov 2019 / 20:57 H.

“Ahí se han ido los recuerdos de muchas generaciones, no es solo la casa, es lo que había dentro, la cuna que le hicieron a mi padre, baúles, bordados e hilados tradicionales que formaban parte de la historia”, señaló ayer la hija de Ascensión Sánchez Gascón, la mujer de 89 años que tuvo que ser rescatada por los bomberos evitando que sufriera daños en el incendio que en la madrugada de ayer calcinó cinco viviendas de la plaza Mayor de Cepeda.

“Afortunadamente, los bomberos tiraron la puerta y pudieron sacar a mi madre de la cama, porque como está sorda no se habría enterado de nada”, aseguró ayer su hija que había regresado de Madrid al conocer la noticia del incendio, lugar de residencia habitual al que volvió la tarde del domingo después de pasar el fin de semana en Cepeda.

“Es muy triste ver cómo ha desaparecido la casa y con ella la habitación que para mi madre era su santuario, su tesoro, aquellas cosas que ya son irrecuperables”, afirmó la afectada.

La alerta saltó a las tres y media de la madrugada de ayer cuando se detectó la presencia de llamas y humo en una de las viviendas de la plaza Mayor de Cepeda, por lo que se dio aviso al Servicio de Emergencias 112 de Castilla y León, que envío a la localidad de la Sierra de Francia cuatro dotaciones de Bomberos procedentes del Parque de la Diputación en Villares, Béjar, Tamames y Ciudad Rodrigo.

Aunque se están investigando las posibles causas del inicio del incendio, entre los vecinos se comentaba que: “El fuego puede que se haya iniciado en la chimenea de unas de las casas que aunque normalmente está vacía, el fin de semana ha estado ocupada y ya se sabe lo peligrosas que son estas chimeneas viejas”, manifestaban.

La particular estructura de las viviendas tradicionales de Cepeda, con cubiertas construidas con vigas y techumbres de madera, además de la mala conservación de algunas de ellas, hizo que rápidamente las llamas se extendieran por las casas contiguas hasta llegar a afectar a cinco de ellas a pesar de los esfuerzos que realizaron los bomberos desplazados hasta el lugar.