12 agosto 2020
  • Hola

Roban en un bar del Alto del Rollo y protagonizan una alocada huida en la que embistieron a la Guardia Civil

Los vecinos les pillaron en pleno asalto, a lo que los cacos respondieron desafiantes y hasta con ‘peinetas’ | Se cree que es la banda que se dedica a robar coches que queman tras sus ‘andanzas’

14 jul 2020 / 16:48 H.

Robaron un coche, asaltaron un bar y, tras protagonizar una persecución de película por las calles de la ciudad y el alfoz en la que llegaron a embestir un vehículo de la Guardia Civil, lograron darse a la fuga. El coche apareció después abandonado junto a la ‘rotonda del Mercamueble’, entre Salamanca y Villamayor. Los delincuentes son al parecer los mismos que en los últimos tiempos se dedican a sustraer coches para delinquir con ellos y luego prenderles fuego.

Varias personas que presenciaron la espectacular persecución se pusieron en contacto con LA GACETA. Los hechos tuvieron lugar en la noche del domingo 12 al lunes 13, los delincuentes robaron un coche -un Seat Toledo de color gris- con el que se dirigieron al cruce de la calle San Sebastián con la calle Cuenca (en el Alto del Rollo).

Tras ser sorprendidos por los vecinos en pleno asalto y mostrarse incluso desafiantes con ellos -peineta incluida-, se dieron a la fuga en el vehículo robado, iniciando así una persecución “de auténtica película, no se paraban ante nada ni nadie”, comentan los testigos, en la que los delincuentes incumplieron todo tipo de normas y que aunque se inició en Salamanca, continuó por Cabrerizos y Castellanos de Villiquera, siendo perseguidos por numerosas patrullas de la Policía Nacional y también de la Guardia Civil.

Finalmente y tras llegar a embestir a uno de los vehículos que les perseguían, pudieron darse a la huida.

Según ha podido saber además este diario, a primera hora de la mañana del lunes, el vehículo apareció abandonado en la citada rotonda situada entre la carretera entre Salamanca y Villamayor. Al parecer, alguien lo vio y le llamó la atención por lo que decidió ponerse en contacto con los servicios de emergencias y comunicar los hechos.

Desde que terminó el confinamiento, el robo de coches que luego aparecen en llamas se ha convertido ya en una práctica habitual en Salamanca capital. Día sí día también, bomberos y policías son alertados de un nuevo turismo afectado -generalmente aparecen en llamas, aunque en este caso al parecer simplemente fue abandonado-.

Los hechos se encuentran en investigación por parte de los agentes de la Policía Nacional, que al parecer ya estarían muy cerca de pillar a los delincuentes.

PALABRAS CLAVE