25 mayo 2019
  • Hola

Otro abogado acepta medio año de cárcel por su irregular mediación en un accidente de tráfico

Los hechos tuvieron lugar en 2013 cuando el letrado fue contratado por un grupo de dos hermanos para reclamar los daños a raíz de un impacto en su coche ocasionado por otro vehículo

27 feb 2019 / 09:43 H.

    Otro abogado salmantino aceptó este martes el acuerdo alcanzado entre las partes en el procedimiento seguido contra él por presuntas irregularidades tras ser contratado para reclamar daños y perjuicios con motivo de un accidente de tráfico ocurrido en Alcobendas (Madrid). Según informan fuentes del caso a LA GACETA, el letrado ha aceptado una condena de seis meses de prisión -que no cumplirá al carecer de antecedentes y ser inferior a dos años- y seis meses de multa a seis euros días (1.080 euros). El abogado abonará además un importe que ronda en total los 11.000 euros entre las costas procesales y la indemnización a los clientes por daños morales.

    La sentencia le condena finalmente por un delio de falsificación de documento público y retira el de deslealtad del que se le llegaba a acusar en un primer momento.

    Según recoge el fiscal en su escrito de calificación inicial al que ha tenido acceso este diario, los hechos se remontan al año 2013 cuando el ahora condenado fue contratado como letrado por dos hermanos para reclamar los daños y perjuicios sufridos en un accidente de tráfico ocurrido en octubre de ese año en Alcobendas al recibir un impacto de otro vehículo. Cada uno de los implicados tenían su vehículo asegurado en distintas mutuas.

    En noviembre de ese año, el abogado remitió un escrito a la aseguradora de sus clientes, en el que señalaba que había sido designado para defender a los perjudicados, donde suplantó la firma de los hermanos. En 2014 volvió a imitar las firmas en una denuncia ante el Juzgado de Alcobendas.

    En marzo de ese año, la compañía del otro vehículo implicado hizo una oferta de indemnización para cada uno de los hermanos, aunque aún no habían sido vistos por el forense.

    Según el fiscal, el abogado sin tener en cuenta el informe del forense aceptó la oferta formulada por la mutua que remitió en un talón para cada hermano por el importe señalado -2.838,70 para cada uno-, pese a que los lesionados no estaban conformes, diciéndoles que ese era el único acuerdo al que se podía llegar.

    No conformes con ello, los hermanos acudieron a otro abogado para que continuara con la reclamación, que negoció con la mutua que acabó enviando dos nuevos talones por 4.293,20 euros para cada uno.