26 mayo 2022
  • Hola

Las primeras palabras de la joven atacada en Filiberto Villalobos: “Se ha vuelto loco, nos ha apuñalado y se ha autolesionado”

El presunto agresor y el otro joven herido continúan graves | El suceso tuvo lugar la pasada semana en un piso de estudiantes que compartían todos ellos

26 ene 2022 / 22:16 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

“Se ha vuelto loco, nos ha apuñalado, se ha autolesionado y hemos llamado al 112”, fueron las primeras palabras que manifestó a los policías, en el mismo lugar de los hechos, la joven acuchillada en un piso de estudiantes de Filiberto Villalobos la semana pasada. Un rocambolesco suceso por el que los otros dos jóvenes implicados permanecen ingresados en el Hospital, graves pero con evolución favorable, informan fuentes sanitarias. Entre ellos, según ha podido saber LA GACETA, el presunto agresor, que dada su delicada situación y el estado de la investigación no ha llegado a ser detenido, aunque sí consta como investigado, de momento, por un presunto delito de lesiones graves con arma blanca.

El Juzgado de Instrucción número Tres de Salamanca, de guardia en el momento de los hechos, ha abierto diligencias y esta semana ha tomado ya declaración a la joven, que a finales de la pasada semana recibió el alta.

Mientras tanto, señalan las fuentes consultadas por este diario, permanece a la espera de los resultados de las investigaciones, especialmente los de Toxicología, para saber qué pasó. Qué pudo motivar el “brote” o “arrebato” en el que se cree pudo actuar el investigado. Unos resultados que cobran mayor importancia teniendo en cuenta que en su habitación aparecieron distintas cantidades de hachís y marihuana, al parecer dispuestas para la venta, y que fueron detectadas por los efectivos policiales nada más llegar al domicilio debido al fuerte hedor a marihuana que salía del piso.

Un joven que, al parecer, en el año 2019 vino a cursar sus estudios universitarios a Salamanca y que desde el año pasado residía con los otros dos implicados en este suceso, un chico y una chica a los que conoció en la facultad, y con los que al parecer la convivencia siempre había sido buena. Sin embargo, hace meses, el presunto agresor habría decidido aparcar sus estudios -al parecer no era feliz, ya no le gustaba lo que hacía-, aunque seguía viviendo en Salamanca y en el mismo piso, en principio con la ayuda de su familia, y en la actualidad por medios propios.

Las primeras palabras de la joven atacada en Filiberto Villalobos: “Se ha vuelto loco, nos ha apuñalado y se ha autolesionado”

Según las investigaciones, en los días previos al gravísimo incidente, los tres habrían tenido discusiones por motivos relacionados con las drogas que el investigado tenía en su habituación, su estado podría haberse visto agravado además por problemas sentimentales. Además, según las fuentes consultadas por este diario, el comportamiento de este no era el habitual, decía frases incongruentes y estaba muy raro, hasta que el pasado día 20, minutos antes de la una de la madrugada cuando se recibió el aviso por tres jóvenes heridos por arma blanca en la calle Filiberto Villalobos.

Cuando los agentes de la Policía Nacional llegaron al lugar, encontraron a un chico y a una chica delante del portal número 56, heridos: el varón presentaba una herida en el torso y estaba a punto de desvanecerse y la chica, con la ropa manchada de sangre, les indicó que tenía una herida en el costado. A continuación, ambos indicaron a los agentes que el agresor se encontraba arriba.

Tras acordonar la calle y desviar el tráfico para facilitar la llegada de los servicios sanitarios de emergencias, dos agentes, uno de ellos provisto de un escudo ante la posibilidad de tener que toparse con el agresor armado, accedieron al portal, que encontraron lleno de sangre al igual que las escaleras de acceso al domicilio, así como el timbre y la manilla de la puerta de entrada al mismo.

Fue entonces cuando detectaron un fuerte olor a marihuana y a continuación un reguero de sangre. Entraron con gritos de “Policía, levante las manos”, tal y como manifestaron en su momento haber escuchado los vecinos. Un escenario espeluznante tras el que hallaron al tercer compañero de piso al final del mismo, tendido en el balcón en medio de un gran charco de sangre y con una navaja a su lado.

Presentaba varias cuchilladas en el pecho, pero también en la muñeca y el cuello por lo que los agentes procedieron a taponarle las heridas con toallas y luego lo bajaron en un edredón hasta la ambulancia. Más tarde descubrieron en su dormitorio los estupefacientes.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png