25 abril 2019
  • Hola

‘La Sheila’ ya está en la cárcel de Topas

En el historial de la popular descuidera constaba una requisitoria del Juzgado de lo Penal por hurto y la Policía logró detenerla

16 abr 2019 / 22:56 H.

Sus idas y venidas con la Justicia, al menos de momento, han llegado a su fin. La conocida descuidera apodada ‘la Sheila’, conocida en círculos policiales por su larga lista de antecedentes, la mayoría por robar en tiendas del centro de la ciudad, ya está presa. Según ha podido saber LA GACETA, la joven ha ingresado en el centro penitenciario de Topas, donde deberá cumplir al menos seis meses de condena por un delito de hurto.

Tal y como han confirmado fuentes policiales, a la mujer (de iniciales M.S.R.M.) le constaba una requisitoria del Juzgado de lo Penal por cometer un hurto, un delito por el que fue condenada meses atrás a medio año de cárcel pero por el que nunca llegó a ingresar en el penal. De hecho, no era la única requisitoria que constaba en su historial, ya que a finales de 2018 la juez de lo Penal número Dos de Salamanca ordenó la busca y captura de ‘la Sheila’ por no comparecer en el juicio que había sido señalado contra ella por un violento robo que cometió en el calle Toro en el mes de junio. En concreto, la Fiscalía le pedía 4 años y medio de prisión y el pago de una multa por acudir a robar a un establecimiento y acabar enfrentándose con la dependienta que la siguió, a la que agredió a patadas y manotazos hasta tirarla al suelo.

Tal y como han confirmado a LA GACETA fuentes policiales, fue el pasado viernes cuando una patrulla de la Policía Nacional la arrestó en la capital y tan solo un día después fue cuando volvió a pisar el centro penitenciario salmantino. Como rige el protocolo de la prisión, la joven entró en el departamento de ingresos y tras ser atendida por los médicos fue el lunes cuando fue trasladado al Módulo 8 de la cárcel, donde convive con las otras 40 mujeres que forman parte de los 700 reos que alberga el centro. Las mismas fuentes del penal afirman que de momento su comportamiento está siendo el correcto.