02 abril 2020
  • Hola

La Policía disparó al aire para disolver la ‘batalla campal’ que se formó en el lugar del tiroteo de Pizarrales

En los cuatro registros se han intervenido dos pistolas con cargadores y munición, un teléfono móvil, estupefacientes y dos vehículos

17 feb 2020 / 13:49 H.

La Policía tuvo que realizar un disparo intimidatorio al aire para disolver el numeroso grupo —en torno a una veintena de personas— que se había aglutinado en la calle Arquitecto Repullés y Vargas, lugar hasta el que habían huido los hermanos Matalaburra, de 31 y 47 años respectivamente, tras protagonizar un tiroteo en la calle Limón, en el barrio de Pizarrales. Allí abrieron fuego contra la casa de su sobrina, que por suerte no resultó herida, cuando esta se encontraba en el interior acompañada de su hija de tan solo cuatro años. Pero además, según esta información facilitada por fuentes del caso, la mujer ya había denunciado el viernes a ambos por intento de atropello.

En concreto, las fuentes consultadas aseguran que fue D.M.M., ‘El Mingo’, el que se bajó de un coche y se presentó en la casa de su sobrina, disparando al menos en dos ocasiones en la fachada como se ha podido comprobar con los impactos que han quedado reflejados tanto en la puerta exterior de la vivienda como en la ventana. Acto seguido regresó al vehículo —un Opel Astra azul que acabó con importantes daños— en el que se encontraba su hermano, J.M.M., alias ‘El Nani’, quien también se encontraba exhibiendo un arma.

Después del arresto de ambos y su traslado a dependencias policiales, los agentes del Cuerpo Nacional de Policía continuaron trabajando en el barrio de Pizarrales.

De hecho, hubo una tercera detención. La expareja de ‘El Nani’, una joven de 25 años, fue arrestada a última hora de la tarde al abandonar su domicilio y ser identificada por los compañeros. Entre su ropa llevaba oculta una pistola y varias básculas de precisión, de las habitualmente empleadas para pesar droga. Precisamente, aunque aún los agentes continúan trabajando en el caso, fuentes de la investigación apuntan que todo parece indicar que el tiroteo se produjo por un ajuste de cuentas por temas de droga.

Sin embargo, la pistola encontrada a esta joven no fue la única con la que se hicieron los agentes. Y es que varias patrullas participaron en el registro de la vivienda de los dos hermanos detenidos y allí los funcionarios se incautaron de otras dos pistolas. En total se han realizado cuatro registros domiciliarios, uno en la calle La Luz y tres más en domicilios de la Plaza José Paz Maroto, viviendas donde residen o que tienen relación con los implicados en los hechos. Como consecuencia del operativo, además de la pistola y las balanzas encontradas en poder de la detenida, se han intervenido dos vehículos en los que los presuntos agresores llegaron a la calle Limón, dos pistolas con cargadores y munición, un teléfono móvil y pequeñas cantidades de sustancias estupefacientes, presunta actividad delictiva que desarrollan los detenidos y que podría ser el detonante de las rencillas familiares causa de los hechos.

Así las cosas, los tres arrestados permanecían este domingo en los calabozos de la Policía Nacional a la espera de que concluyan las diligencias y poder pasar a disposición del Juzgado de Instrucción número Dos, estos días en funciones de guardia. Aunque se desconocen los delitos exactos de los que está acusada la expareja de ‘El Nani’, este diario ha podido saber que los hermanos Matalaburra —de la rama de los Mula— están detenidos como presuntos autores de un delito de tentativa de homicidio.

Cabe recordar que este nuevo tiroteo registrado en la capital no dejó heridos —tan solo un Policía Local herido leve que sufrió una caída con su moto cuando se dirigía a Pizarrales— y que no guarda ningún tipo de relación con la muerte del ‘Chispi’, el joven matado a tiros en el barrio de Tormes cuyos presuntos responsables ya están en prisión.