01 diciembre 2021
  • Hola

La numeración de una bolsa de basura, clave para dar con la acusada de asesinar a su bebé

En el momento de la detención la arrestada reconoció ser autora de los hechos

Gijón /
11 may 2021 / 18:58 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

La segunda sesión del juicio contra la gijonesa acusada de asesinar a su bebé recién nacido de 53 puñaladas y arrojarlo luego a un contenedor dentro de una mochila, ha puesto de manifiesto una laboriosa investigación policial que dio en aproximadamente un mes con el arresto de la procesada, han señalado a Europa Press fuentes jurídicas.

El jefe de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) encargado de la investigación del caso, ha explicado, durante su testimonio en la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias con sede en Gijón, que se centraron en dos vías principalmente; el hallazgo de una huella en una bolsa de basura y en la población en edad de procrear que vivía cerca del contenedor donde se halló el cadáver del bebé, 24 en total.

En el primer caso, indagaron la empresa fabricante de la bolsa de basura a través de la numeración, que corresponde a la fecha de fabricación. De esta forma se supo que se distribuyó en Santander y de ahí a Asturias.

Buscaron entonces en el vertedero de Cogersa bolsas de basura que se correspondieran con la en que se encontró la huella dactilar. En la bolsa encontrada se encontraron objetos que la relacionaban directamente con la vivienda de la procesada, como una batería.

También se investigó la mochila en la que había aparecido el bebé, de la que solo se habían vendido ocho pero de ese modelo ninguna en Asturias. No obstante, en las fotografías del Facebook se veía a la entonces pareja sentimental de la acusada y padre del bebé, con ella.

El policía, asimismo, ha relatado como en el momento de la detención la arrestada le había reconocido que ella era la autora de los hechos. Este ha contado como la mujer actuaba “con frialdad”.

El juicio continúa este miércoles con la declaración del padre del bebé, que ejerce la acusación particular, sus padres, el transeúnte que encontró el cadáver del recién nacido en el contenedor, y amistades de la procesada.

No comparecerá, en cambio, los padres y la hermana de la acusada, pese a estar convocadas, al acordarse así entre las acusaciones y la defensa, una vez que la procesada ha asumido la culpa. Sí que declararán los padres de su ex pareja sentimental, al rechazar la Fiscalía que no testificaran.

PRISIÓN PERMANENTE REVISABLE

De acuerdo al relato del Ministerio Fiscal, en la mañana del 1 de agosto de 2019, la acusada, cuando estaba sola en su vivienda de Gijón, en la que residía con su compañero sentimental, dio a luz a un bebé vivo de 2.670 gramos de peso, de sexo varón, siendo su embarazo a término.

El mismo día, con la intención de acabar con su vida y antes de las siete de la tarde, hora a la que su compañero sentimental regresaba del trabajo, la acusada, utilizando un cuchillo de cocina, asestó al bebé 53 puñaladas en distintas partes del cuerpo, que le provocaron la muerte.

Después de matarlo, la acusada metió al bebé, unido por su cordón umbilical a la placenta, en una mochila, que tiró con el cuerpo dentro en el interior de un contenedor de basura situado en la misma vía, todo ello antes de que regresara su compañero sentimental. El bebé fue encontrado por un ciudadano la noche del día siguiente, a las 02.30 horas aproximadamente, dentro del contenedor.

La acusada había ocultado el embarazo a su pareja sentimental, con la que convivía, y a todas sus amistades y familiares, por lo que nadie conocía su estado.

En el momento de los hechos su pareja se encontraba en el trabajo y le mintió, por teléfono y cuando volvió a la vivienda, ya que le dijo que la sangre que había por distintas zonas de la casa era a consecuencia de un sangrado masivo que había sufrido por un quiste en un ovario.

Tras la exploración ginecológica con posterioridad al hecho realizada a la acusada por el servicio de ginecología del HUCA, se comprobó que no tenía ningún quiste en los ovarios.

El compañero sentimental de la acusada resultó ser el padre del bebé fallecido. La pareja no tenía más hijos en común. La acusada no padece alteración alguna de sus facultades.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de asesinato con alevosía de los artículos 139.1ª y 140 1 .1º Código Penal, al ser la victima especialmente vulnerable por razón de su edad.

Concurre la agravante de parentesco. Y solicita que se condene a la acusada a la pena de prisión permanente revisable y el pago de las costas procesales. En concepto de responsabilidad civil, el Ministerio Fiscal solicita que la acusada indemnice al padre del bebé con 50.000 euros.

Por su parte, la acusación particular solicita también prisión permanente revisable y el pago de una indemnización al padre del bebé de 105.000 euros, si bien han adelantado que este dinero lo donarían íntegramente para el cuidado de menores al Patronato San José.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png