26 junio 2019
  • Hola

La hija de la mujer desaparecida vista en Salamanca: “Sólo quiero saber que mi madre está viva”

Emilia desapareció de su casa el lunes y desde entonces su familia la está buscando. Enferma y con lo puesto salió de su domicilio de Plasencia y fue vista por última vez en la estación de autobuses de Salamanca

13 jun 2019 / 11:42 H.

“Yo solo quiero saber por lo menos que está viva, que me diga que está bien”. Este es el llamamiento que hace Esther Muñoz a través de LA GACETA a su madre, Emilia Flores Requejo, la vecina de Plasencia que permanece desaparecida desde el lunes 10 de junio por la tarde y que, según todas las informaciones, habría viajado en bus ese mismo día a Salamanca.

Emilia, “Mili” o “Emi” como la llaman, tiene 54 años y reside con otra de sus hijas. Además de asma, padece depresión y esquizofrenia por lo que necesita medicación.

La última vez que fue vista estaba durmiendo la siesta en casa. “Mi hermana volvió del colegio con la niña y la vio durmiendo la siesta, comieron y cuando terminaron ellas también se fueron a dormir. Al despertar mi madre ya no estaba”, comenta Esther.

Se fue con lo puesto y en el bolso solo llevaba algo de documentación y tarjetas, si acaso 65 euros, pero no su medicación que dejó en casa.

No es la primera vez que Emilia desaparece, comenta Esther, sin embargo en anteriores ocasiones no tardó en regresar más de dos o tres horas. Por eso, aunque al principio no se preocuparon en exceso, pasadas las horas sus familiares se decidieron a denunciar ante la Policía Nacional su desaparición.

Desde entonces la buscado por todas partes en la ciudad de Plasencia, han recorrido parques y jardines en su busca pero la mujer no ha aparecido todavía. En un intento por llegar a todas las personas posibles, sus hijas decidieron solicitar la colaboración ciudadana a través de las redes sociales y fue entonces cuando, al ver la fotografía de su madre, comenzaron a recibir mensajes de personas que dicen haberla visto primero en la estación de autobuses de Plasencia pidiendo dinero para comprar un billete a Valladolid y más tarde en la estación de autobuses de Salamanca, hasta donde se habría desplazado finalmente al no ser suficiente el dinero recaudado para viajar hasta Valladolid.

Emilia vestía la última vez que fue vista camiseta roja, pantalones grises claros y calza deportivas.

Su familia, que tiene pensado viajar a Salamanca, solicita colaboración ciudadana y pide que cualquier persona que sepa algo, que pueda haber la visto, se ponga en contacto con la policía nacional o directamente en el teléfono 687108654.