14 enero 2021
  • Hola

‘La Golosina’, la conflictiva presa que solo ‘se tranquiliza’ en la cárcel de Topas, la vuelve a liar

A sus espaltas tiene 44 peleas, agresiones y autolesiones. “Aquí no ha planteado problemas”, aseguran fuentes penitenciarias salmantinas

Su historial delicuencial no es precisamente un libro en blanco. La reclusa de Topas Rocío M.S., ‘La Golosina’, que acumula 44 expedientes disciplinarios, autolesiones y agresiones a trabajadores y otras internas de los distintos penales por los que ha pasado en los dos años que lleva entre rejas, la ha vuelto a liar, esta vez en la cárcel de Alcalá.

La joven, que ingresó en prisión preventiva en el año 2018 por el asesinato de Denisa, de 17 años y exnovia de su pareja, fue trasladada el pasado 15 de octubre desde Topas -su prisión de destino- a Alcalá para declarar como presunta autora material del crimen que sigue investigando un juzgado de Alcorcón, localidad madrileña donde ocurrieron los hechos.

Desde su ingreso en el penal salmantino, Rocío, que en poco tiempo se ha hecho muy popular entre los internos e internas del centro, “no ha planteado ningún problema”, comentan a LA GACETA fuentes de la prisión, que sí conocen de su conflictivo currículum.

Y es que, por todos los módulos que ha ido pasando en los distintos centros carcelarios en los que ha estado -Alcalá (Madrid), Brieva (Ávila) y Topas (Salamanca)-, Rocío nunca ha sido “una más” y se ha hecho más que conocida ya por su conflictividad y la cantidad de peleas en las que ha estado involucrada.

Según informa el diario La Razón, hace unos quince días ‘La Golosina’ tuvo una pelea en el módulo de Alcalá en el que se encontraba y los funcionarios tuvieron que sacarla de allí para llevarla a aislamiento, donde se encuentra desde entonces.

Las fuentes penitenciarias consultadas señalan que su regreso a la cárcel de Topas está próximo, al ser su centro de destino debería regresar una vez concluyan las diligencias de investigación en el juzgado de Alcorcón y abandone el módulo de aislamiento en la cárcel madrileña.

El regreso de ‘La Golosina’ a Alcalá estuvo provocado por su declaración judicial, celebrada el 19 de octubre y donde involucró de lleno en el crimen de Denisa a su exnovio, Mario T. (también exnovio de la víctima).

Señala La Razón que el crimen sucedió la noche del 25 de noviembre de 2018, cuando diluviaba sobre Alcorcón. Tras descubrir que Mario se seguía hablando con Denisa a través de Whatsapp, Rocío fue al local donde la víctima vivía con su nuevo novio, que en ese momento no estaba. Llamó a la puerta y Denisa, que hablaba por teléfono con una amiga -y que fue testigo del crimen vía telefónica- abrió la puerta y Rocío aprovechó para apuñalarla. Denisa trató de azuzarle a unos perros que tenía para defenderse pero no pudo hacer nada más y murió horas después.

Tardaron un par de días en detenerla y mientras tanto contó con la ayuda de la familia de Mario y de sus padres, que sabían lo que había hecho porque ella mismo llamó a su padre al día siguiente y le dijo: “Papa la he liado”, según explicó ella misma de forma espontánea a una pareja de la Policía Nacional.

El juicio contra ‘La Golosina’ se celebrará en los próximos meses en la Audiencia Provincial de Madrid.

Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png