07 julio 2020
  • Hola

El presunto maltratador de Villoria niega que le dijera a su mujer que iba a volver “en una caja de pino” y afirma que ella le dio “un guantazo”

La mujer mantiene que las amenazas se produjeron

30 jun 2020 / 20:26 H.

El juicio contra P.M., el vecino de Villoria acusado de graves amenazas a su mujer en el domicilio que compartían en la localidad, quedó este martes visto para sentencia en el Juzgado de lo Penal número Dos de Salamanca. La Fiscalía mantuvo su petición de once meses de prisión por un delito de amenazas en el ámbito de la violencia de género, así como dos años sin porte ni uso de armas y otros dos años de prohibición de comunicarse y aproximarse a menos de 150 metros de la afectada.

El juicio se celebró a puerta cerrada. Según informaron fuentes del caso a LA GACETA, durante su comparecencia el acusado negó rotundamente las acusaciones contra él por parte de la mujer e incluso aseguró que el día de los hechos, el 3 de junio pasado, ella le había dado “un guantazo”. Su defensa llevó de testigo al hijo de 14 años de la pareja que señaló que la madre estaba nerviosa.

Por su parte, la mujer se mantuvo firme en los hechos denunciados y justificó su tardanza en presentar la denuncia en el temor que sentía hacia el acusado.

En su escrito de calificación, la fiscal que lleva el caso señala que los hechos tuvieron lugar hacia las tres de la madrugada del 3 de junio de este año. El acusado, de nacionalidad española y que carece de antecedentes penales, se encontraba con su pareja sentimental en el domicilio que entonces compartían en Villoria.

En medio de una discusión, denunció la mujer, el acusado le espetó: “Vas a volver (...) en una caja de pino”.

Estas palabras, que según el Ministerio Fiscal el acusado expresó “como manifestación de la desigualdad de él sobre la mujer y con ánimo de dominación”, provocaron en la perjudicada un gran temor, lo que acabó desencadenando que la Guardia Civil detuviera al varón como presunto autor de un delito de amenazas en el ámbito de la violencia de género.

PALABRAS CLAVE