20 julio 2019
  • Hola

El hombre que se lió a puñetazos contra un taxista en Salamanca al confundirlo con otro hombre, a juicio

“Lo siento, me he equivocado”, le espetó tras la agresión que le causó una grave lesión en un ojo

14 jun 2019 / 19:36 H.

Acusado de propinar tres puñetazos a un taxista al que confundió con otra persona, un hombre se sentará la próxima semana en el banco de acusados para enfrentarse a una condena de dos años de prisión que le solicita la Fiscalía, además del pago de 1.860 euros en concepto de responsabilidad civil. Frente a la petición del Ministerio Público, la defensa considera que los hechos no son constitutivos de delito, pese a que el propio acusado ha reconocido su autoría, aunque por error. El Juzgado de lo Penal número Dos de Salamanca ha señalado el juicio para este martes día 18 de junio.

Según recoge el fiscal en su escrito de calificación provisional, al que ha tenido acceso LA GACETA, los hechos se remontan al 12 de agosto de 2018, sobre las diez y media de la mañana, en la parada de taxis situada a la puerta de la estación de autobuses de la ciudad. El acusado, J.M.C., se dirigió entonces a un taxista que estaba esperando a un cliente y sin mediar palabra le lanzó tres puñetazos en la cara que le causaron importantes lesiones en un ojo, así como en la boca.

“Lo siento, me he equivocado”, dijo el agresor al taxista, además de pedirle perdón y decirle que le había confundido con un hombre con el que compartió piso y que le había robado dinero y que por eso le había golpeado.

Como consecuencia de la agresión, la víctima sufrió un traumatismo en el globo ocular derecho con desprendimiento de vítreo, así como una lesión en el labio superior donde tuvo que recibir puntos de sutura. Después de una primera asistencia en el lugar por sanitarios de Sacyl, el hombre fue trasladado al Virgen de la Vega para ser atendido de las heridas, tras lo que permaneció unos días de baja como consecuencia de las lesiones.

En el juicio, que está señalado a partir de las 11.30 horas del martes, el acusado se enfrentará a la citada condena que solicita el fiscal por un delito de lesiones.

Según se publicó en su momento, el taxista, que llevaba 23 años de profesión en el momento de los hechos, se encontraba fuera de su vehículo que tenía estacionado en la acera de la estación de autobuses. La víctima vio entonces que se le acercaba un varón que paseaba con su perro y sin más le soltó tres fuertes puñetazos. “No me dio tiempo a reaccionar”, aseguró tras los hechos el propio afectado a este diario.

PALABRAS CLAVE