20 mayo 2019
  • Hola

El extraño patrón que une varios accidentes de coche en las carreteras de Béjar

Acumulan al menos tres siniestros en los que sus ocupantes se han esfumado. El último, el Jueves Santo en la carretera de Aldeacipreste

21 abr 2019 / 04:53 H.

No siguen un patrón común y son hechos aislados, pero las carreteras de la ciudad de Béjar han sido escenario en los últimos tres años de varios siniestros o accidentes de coches en los que los ocupantes y sus conductores se han esfumado.

Se han contabilizado al menos tres casos similares en los últimos tres años. El caso más reciente, el pasado Jueves Santo a última hora de la tarde, cuando un coche de la marca Seat quedó volcado en plena carretera de Aldeacipreste sin conductor. Agentes de la Policía Local y la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía se personaron en el lugar de los hechos y sólo acertaron a determinar que el vehículo accidentado pertenecía a una empresa de alquiler. No se supo nada más hasta el día siguiente, cuando, al parecer, se personó en Béjar el conductor del vehículo, que alegó haber perdido el control del mismo y quedar desorientado. Eso sí, desorientado pero lejos del coche ya que cuando llegaron los agentes no dieron con nadie. Según han señalado fuentes cercanas al caso, se trata de un vecino de Montemayor del Río con pasaporte sueco.

Según indican las mismas fuentes, tras el siniestro entró en shock y, pasado ya un día, no se han podido determinar las causas del siniestro y sólo se sabe que el vehículo quedó abandonado sobre la calzada. No se produjeron daños a terceros y, al ser un coche de alquiler, el seguro cubre sus daños de modo que el caso quedó cerrado.

Sin embargo, la particularidad del siniestro hizo recordar a algunos vecinos de la ciudad otros casos que se han producido en los últimos años. Uno de ellos tuvo lugar en el kilómetro 1 de la carretera de Ciudad Rodrigo (SA-220) pocos días antes de la Navidad de 2017 con el vuelco de un turismo sobre la calzada. En ese caso, el conductor también huyó pero fue identificado después por la Guardia Civil. Se trataba de un vecino de Béjar que fue denunciado en ese momento por diversas infracciones contra la Ley de Seguridad Vial por los hechos cometidos y por el peligro que supuso dejar abandonado el coche en plena carretera.

Mañana se cumplirán tres años de otro caso similar que tuvo lugar en la carretera de la Estación de Béjar con el vuelco de un turismo ocupado por varias personas, que lo dejaron abandonado. El coche comenzó a arder y obligó a los bomberos del parque de Béjar a intervenir. La Guardia Civil tuvo que regular el tráfico mientras que los agentes de la Policía Local y Nacional se afanaban en la búsqueda de los ocupantes.

No son casos exclusivos de la ciudad de Béjar, pero en pocos lugares se han producido tres abandonos de coches accidentados en plena calzada y en menos de tres años.