15 enero 2021
  • Hola

El detenido por incendiar la casa de su ‘ex’ en Pizarrales, a juicio por una alocada huida

El fiscal le pide un año y diez meses de cárcel por eludir el alto de la Policía Nacional y circular por varias calles de la ciudad a toda velocidad y sin hacer caso a las señales

Ingresó en prisión provisional este verano tras entregarse a la Policía Nacional sabedor de que le estaban buscando como sospechoso número uno del incendio registrado en el domicilio de su expareja y el hijo de ésta, de cinco años, en la calle Luis Sala Balust del barrio de Pizarrales. J.M.P.R., de 36 años y que acumula en su historial múltiples antecedentes por delitos varios, será juzgado este jueves por una alocada huida con su coche, en la que además de saltarse el alto policial, quebrantó todas las normas al volante, obligando a apartarse a una mujer que paseaba con su perro para no ser atropellada y bloqueando las puertas de su coche una vez fue al fin interceptado por los agentes.

El Juzgado de lo Penal número Dos de Salamanca ha señalado para la jornada de este jueves el juicio contra J.M.P.R. La Fiscalía le acusa de un delito de conducción temeraria y de otro de resistencia por los que le pide un año de prisión y dos años sin conducir vehículos a motor, así como el pago de una multa de 3.600 euros.

En su escrito de calificación, al que ha tenido acceso LA GACETA, el fiscal señala que los hechos tuvieron lugar el 23 de abril de este año cuando, sobre las 20.00 horas, el acusado conducía un Seat Toledo por la carretera de Ledesma y recibió el alto de los agentes de la Policía Nacional, que ya le conocían con motivo de su más que dilatado historial delictivo.

La temeraria fuga comenzó en la Carretera de Ledesma y acabó en la carretera de Zamora de la ciudad

Sin embargo, pese a las señas de los agentes, que llegaron a invadir ligeramente el carril por donde venía para que se detuviera, el acusado no paró y tras realizar una maniobra brusca continuó adelante, circulando por distintas calles de la ciudad con exceso de velocidad e incumpliendo las más elementales cautelas en la conducción sin respetar ninguna de las señales de tráfico que se iba encontrando.

Tanto es así que a su paso por la calle Alfareros se cruzó con una mujer que paseaba a su perro y que tuvo que apartarse para evitar que la arrollara.

El vehículo patrulla que iba tras él tuvo que abandonar en un momento dado la persecución al cruzarse un vehículo. Cuando llegó a la carretera de Zamora, señala el fiscal, otro vehículo policial logró interceptarle, ante lo que el acusado bloqueó las puertas del coche, tras lo que se dirigió a los agentes espetándoles: “¿Qué queréis, tocarme los cojones otra vez?, en referencia a que esa misma tarde le habían propuesto para sanción por incumplir al parecer las restricciones con motivo de la pandemia de coronavirus.

Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png