13 noviembre 2019
  • Hola

‘El chico del ColaCao’: “No quise hacer un trío e intentaron abusar de mí con un consolador”

El joven, un dominicano, ya está libre y sigue con su novia, una salmantina con la acaba de hacer cuatro años | Asegura que ella le animó a denunciar: “Lo hice de manera estratégica, para que el vídeo no saliera a la luz, pero no pensé que habría este ataque hacia mí”, lamenta

09 nov 2019 / 13:45 H.

El rocambolesco relato que el pasado 23 de octubre narró a los agentes de la Policía Nacional en el que insinuó que una pareja le había echado droga en el ColaCao para hacer un trío (sexual) con él, lo que a juicio de los investigadores no es más que una mentira para tratar de encubrir que era infiel a su novia, acabó motivando su detención por denuncia y acusación falsa y le ha llevado a ser apodado ya por muchos como ‘el chico del ColaCao’. Apesadumbrado por las consecuencias de su denuncia, el joven manifestó este viernes a LA GACETA que lo que pasó fue muy duro para él, que la pareja le propuso mantener sexo y ante su negativa acabaron drogándole: “Me empezaron a decir que si hacíamos un trío y les dije hasta tres veces que no..., intentaron abusar de mí con un consolador, yo estaba medio muerto, apenas me podía mover”, asegura.

El joven, nacido en la República Dominicana hace 25 años, se encuentra ya en libertad tras su detención, que se prolongó apenas dos horas, por un delito de acusación y denuncia falsa.

Su arresto se produjo en Comisaría cuando fue a interesarse por la denuncia que había presentado contra la pareja en octubre. Cuando le comunicaron que quedaba detenido, el joven se acogió a su derecho a no declarar ante los agentes, manifestando su deseo de hacerlo ante el juez. Tras ello fue puesto en libertad.

“Realmente no sé ni cómo empezar”, señalaba este viernes el joven, que dijo haber estado viviendo unos cinco meses en el piso de la avenida de Alfonso VI con la pareja: la chica (de Zamora) y su novio (de Castellón) que estuvo dos de esos cinco meses fuera de Salamanca. La chica tenía problemas de ansiedad y él trató de ayudarla durante el tiempo que su novio no estuvo: “Yo le decía que si quería salir a entrenar conmigo, la invité un día a la piscina con mi novia, la intenté meter en mi círculo, me porté muy bien con ella”, asegura.

Cuando llegó su novio, hubo “tensión entre ellos” a causa de algunos problemas que fueron surgiendo. “Tenían dificultades con el tema del sexo, compraban juguetes porque a ella le costaba llegar al clímax y con la broma poco a poco me empezaron a decir que si hacíamos un trío”, señala.

“Les dije hasta tres veces que no. Yo tengo mi novia y no le voy a faltar a ella y además a mí no me iba ese tipo de rollos, no me interesan”, pero asegura: “Una noche llegué a casa del trabajo, me preparé un ColaCao, me fui a duchar, y luego lo calenté. Yo no sabía que le habían echado algo y cuando me levanté por la mañana me dijeron que tenían un vídeo en el que yo salía haciendo estas cosas”.

“Intentaron abusar de mí con un consolador, yo estaba medio muerto, apenas me podía mover, lo intentaron pero no lo lograron”, asegura y señala que ante la dureza de la grabación que le mostraron después y que le dijeron difundirían a todos sus contactos si no seguía manteniendo sexo con ellos, decidió denunciar.

“Lo hice de manera estratégica, pensé que así podría neutralizarlo y que el vídeo no saliera a la luz, pero nunca pensé que habría este ataque hacia mí”, lamenta ahora.

El joven continúa con su novia, una salmantina de 24 años, con la que cumplió cuatro años de relación justo el día en que la noticia de su detención se hizo pública.

“Claro que ella dudó de mí en un primer momento, yo lo entiendo”, pero finalmente la convenció de que no era cierto y fue precisamente ella, asegura, quien le animó a denunciar a la pareja, aunque sabían que era difícil probar lo que aseguran aquella noche ocurrió.

“Cómo iba yo a preparar este lío, no tiene lógica que si no hubiera pasado algo yo montara todo esto. Soy residente y si me quedan antecedentes puedo perder la nacionalidad en España”, lamenta.