25 enero 2021
  • Hola

Detenido en Salamanca por abusos sexuales a una pasajera en el autobús

Una joven, estudiante de Salamanca, aseguró al conductor que el varón le había realizado tocamientos

La Policía Nacional ha detenido a un ciudadano búlgaro tras ser acusado por una joven de realizarle tocamientos en un autobús procedente de Madrid. A consecuencia de las manifestaciones de la chica al chofer, los agentes esperaron hasta la llegada del vehículo en la Estación de Autobuses de Salamanca y procedieron a la detención del varón, de 51 años.

Según informan distintas fuentes del caso a LA GACETA, los hechos tuvieron lugar este lunes por la tarde, en el Auto Res Madrid-Salamanca, que pasa por Arévalo. En el trayecto, la joven, de algo más de 20 años y que cursa sus estudios en Salamanca, expuso al conductor que un pasajero le había realizado tocamientos.

La chica iba acompañada por dos amigas, y al parecer una de ellas habría llegado a grabar con su móvil los supuestos abusos.

El conductor se puso en contacto con el servicio de control y la joven comunicó lo ocurrido a los servicios de emergencias, de manera que cuando el autocar llegó a la Estación de Autobuses de Salamanca, agentes de la Comisaría de Policía ya esperaban su llegada para detenerle.

Según comentan las fuentes, al menos en un principio el varón, que tenía dificultades para expresarse en español, negó los hechos. Pese a ello, hacia las siete de la tarde, los efectivos se lo llevaron detenido por un presunto delito de abusos sexuales.

Tras pasar la noche en los calabozos, el arrestado iba a ser puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número Dos de Salamanca, de guardia.

A principios del pasado mes de julio, un gaditano de 30 años aceptó el pago de una multa de 2.160 euros, la pena que le solicitaba el fiscal por meter la mano en la entrepierna de una pasajera de autocar que iba dormida.

Tal y como informó LA GACETA, los hechos tuvieron lugar el 22 de diciembre de 2019, sobre las 8.45 horas. El joven, vecino de Jerez de la Frontera (Cádiz), y la chica, nacida en Madrid aunque residente en Valladolid, iban sentados en asientos contiguos en un autobús de la empresa Alsa.

Cuando circulaban por la A-62, a la altura de Castellanos de Moriscos y mientras la chica iba dormida, tapada con su abrigo, notó como el otro pasajero le tocaba. Sobresaltada, se despertó con la mano del varón entre los muslos y le preguntó qué hacía, levantándose acto seguido de su asiento y poniendo los hechos en conocimiento del conductor.

Entonces el chofer le dijo que se sentara a su lado hasta el final del recorrido y, aunque el joven se disculpó, el conductor le dijo a la afectada que comunicara lo ocurrido al 112. Cuando el vehículo llegó a Salamanca, la Policía Nacional detuvo al varón. A preguntas de los policías, el chico reconoció que había realizado los tocamientos a la joven, asegurando “que se había dejado llevar por un impulso”.

El varón fue detenido, mientras que la chica decidió continuar el viaje hasta Villafranca de los Barros, en Badajoz, donde denunció los hechos ante la Guardia Civil.

Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png