11 agosto 2020
  • Hola

Crónica negra de Salamanca. El atropello más grave que se recuerda en la provincia

El de Casillas de Flores en 2011 y el de Aldenueva de Figueroa en 1980 se unen a la crónica negra de accidentes con peatones

10 jul 2020 / 09:17 H.

El triple atropello mortal de Pedrosillo es el más grave que se recuerda en la provincia. Otros dos, el registrado en Casillas de Flores, hace 9 años, y el de Aldeanueva de Figueroa, hace 40, destacan en lo que a accidentes con peatones se refiere.

El 14 de agosto de 2011, los vecinos de Casillas de Flores amanecían conmocionados con motivo del gravísimo accidente registrado de madrugada: dos de sus vecinos, Carole y Christopher, dos franceses de 29 y 44 años, morían al ser arrollados por un potente BMW. El conductor, el exfutbolita Álex Arias, circulaba bebido y a gran velocidad. En enero de 2015 fue condenado a cuatro años de prisión -la máxima pena- por su conducta “extremadamente peligrosa, temeraria y de claro desprecio a la vida de los demás”.

Este verano también se cumplen cuarenta años del accidente de Aldeanueva de Figueroa en el que no hubo muertos pero media docena de personas de una familia que paseaban por la carretera de Fuentesaúco resultaban arrolladas por un turismo. Resultaron heridos desde adultos hasta niños de 8 años que terminaron hospitalizados con heridas de distinta gravedad y huesos rotos. Otro llamativo atropello, aunque en este caso no se trataba de peatones sino de ocho jóvenes que iban en un Seat Ibiza, se produjo en 2004 en Martín de Yeltes. Ocurrió de madrugada cuando intentaban eludir los controles en la zona y fueron arrollados por un convoy en un paso a nivel sin barreras. El brutal impacto, que partió el coche en dos, se zanjó con seis fallecidos.Además, el accidente de Pedrosillo es el sexto mortal (y el más grave) en lo que va de año en la provincia, siniestros que han dejado un total de ocho fallecidos.

El primero del año tuvo lugar el 28 de enero a la entrada de Bogajo, en la SA-325. Un vehículo se salió de la calzada e impactó contra un muro, falleciendo un zamorano de 51 años. El segundo fue el 17 de febrero, un marroquí murió en la A-62, en La Orbada, al ser arrollado por un camión cuando estaba en el arcén. El tercero ocurrió el 19 de febrero en la plaza de la Reina de la capital, un septuagenario murió arrollado por un camión de reparto. El cuarto ocurrió el 8 de marzo al chocar un coche contra una encina en Matilla, falleció un joven de 28 años. En el quinto murió un guardia civil de Tráfico en El Maíllo.

Además, en pocos días se cumplirá el primer aniversario de uno de los accidentes más graves registrado en las últimas décadas, el de Galisancho. Ocurrió a primera hora del 21 de julio de 2019 y se zanjó con cuatro chicos, entre ellos dos menores y todos vecinos de Alba, muertos.