09 agosto 2020
  • Hola

Crimen de Beleña: la Fiscalía pide 20 años para el homicida y 10, para los cómplices

La Audiencia acoge este martes el juicio contra el grupo de narcos que en 2016 acabó con la vida de un hombre en la A-66 tras intentar quitarle droga haciéndose pasar por agentes

10 dic 2019 / 07:46 H.

Con un guión propio de las mejores películas, el 6 de diciembre de 2016 daba comienzo una complicada investigación tras el hallazgo de una persona muerta y un herido en el interior de un coche en la A-66, a la altura de Beleña. Tres meses después la Guardia Civil esclarecía y detenía en Ceuta y Algeciras a los cuatro presuntos autores: un grupo de narcos a los que las víctimas de esta rocambolesca historia habían intentando robar la droga que llevaban. Tres de los cuatro arrestados —uno está en paradero desconocido— por el apodado como ‘Crimen de Beleña’ se sentarán el próximo martes día 10 en la Audiencia Provincial de Salamanca. El Ministerio Fiscal pide para el presunto autor de las puñaladas, J.M.A., un total de 20 años y medio de cárcel mientras que para sus cómplices (N.A.H. y M.O.S.) solicita 10 años para cada uno.

Según se recoge en el escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso LA GACETA, los tres junto a A.A.H. —el varón que está desaparecido después de que, tras un tiempo en prisión, se decretara su libertad provisional y se diera a la fuga— llegaron a Salamanca procedentes de Algeciras en un coche en el que traían hachís, droga que tenían la intención de vender en la capital. Una vez aquí, se alojaron en un hotel de Calvarrasa de Abajo y N.A.H. llamó a una conocida de Salamanca y le ofreció la sustancia. Ambos concertaron una cita pero previamente la mujer dio aviso a otro hombre (Juan Luis, el varón de 41 años que resultó fallecido) y este a su cuñado Bernardo (el que acabó gravemente herido por arma blanca). Esa misma noche, se recoge en el escrito de calificación del caso, el supuesto narcotraficante quedó con su amiga en una gasolinera de Santa Marta y allí la mujer le comunicó que no quería la droga por lo que los cuatro acusados retomaron el viaje de vuelta a Algeciras por la A-66. En ese momento tanto Juan Luis como Bernardo son avisados por la mujer y los dos varones decidieron seguir el vehículo que iba en dirección a Extremadura. Sin embargo en el kilómetro 367 la pareja que luego resultó herida decidió dar el alto a los acusados simulando ser guardias civiles, llegando incluso a mostrarles una placa y utilizar un walkie talkie. Después de pedirles que abrieran el maletero para inspeccionarlo, la única mujer procesada —M.O.S.— sospechó de las intenciones de estos y roció la cara a Bernardo con un spray, momento en el que los otros tres acusados se bajaron del vehículo y acorralaron a Juan Luis. Según el Ministerio Fiscal fue J.M.A. el que asestó tres puñaladas a Juan Luis y otra a Bernardo. Luego se dieron a la fuga.

Debido a la agresión Juan Luis perdió el conocimiento por la pérdida de sangre y falleció debido a un shock hipovolémico (cuando el corazón es incapaz de bombear suficiente sangre al cuerpo); mientras Bernardo, que sobrevivió, fue trasladado grave al Hospital Clínico.

Por todo ello J.M.A. se enfrenta a 12 años y 6 meses de prisión por un delito de homicidio y 8 años por la tentativa de homicicio, además de una medida de alejamiento de Bernardo durante nueve años. Por su parte cada uno de los cómplices, N.A.H. y M.O.S., podrían ser condenados a 7 años y 6 meses por homicidio y 2 años y 6 meses por la tentativa. De ser así, ambos no podrán acercarse a Bernardo en un tiempo de tres años y medio.