Borrar
Juzgados de Colón. LAYA
Condenado por matar al perro de su expareja y quemar un coche para que volviera con él

Condenado por matar al perro de su expareja y quemar un coche para que volviera con él

La Fiscalía le acusa de acosarla durante meses, por mail, en su domicilio y hasta en el trabajo. R.H. ha aceptado la pena acordada entre las partes: año y medio de cárcel más indemnización

M. C.

SALAMANCA

Viernes, 26 de enero 2024, 06:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Las partes alcanzaron este jueves un acuerdo en la causa seguida contra un salmantino acusado de acosar a su expareja tras romper la relación que mantuvieron durante ocho años. Acoso consistente, según la denuncia de la mujer, en daños en su coche, así como en el de una amiga de esta y en el de su jefa -uno lo incendió, en otro rompió los retrovisores y otro lo roció con ácido corrosivo-, pero también en llamar a su trabajo e ir al mismo y causar daños varios como poner pegamento en la cerradura o una cadena en la puerta, así como en lanzar chorizo envenenado al perro de la víctima lo que provocó su muerte.

El Juzgado de lo Penal número Dos de Salamanca acogió este jueves la conformidad entre las partes, de manera que el que el acusado, R.H., aunque con reticencia al no estar conforme con las acusaciones contra él, acabó aceptando una pena de un año y seis meses de prisión (que le serán suspendidos al no contar con antecedentes penales y no superar los 2 años de prisión), una medida de alejamiento e incomunicación y el pago de la responsabilidad civil: 360 euros por la muerte del perro, 1.420 por la quema del coche de la amiga de su ex y 1.718 por rociar con ácido el de la jefa.

El fiscal relata que el acusado actuó en todo momento con ánimo de perturbar la tranquilidad y la vida de su expareja, de modo que, entre septiembre de 2021 y enero de 2022, una vez finalizada la relación que ambos habían mantenido y no aceptando la nueva situación, le envió mensajes y realizó una serie de hechos, en Salamanca capital y en distintas localidades del alfoz, contra los bienes esta y de otras personas allegadas a esta, que causaron en ella gran desasosiego.

Así, entre el 25 y el 27 de septiembre de 2021, habría prendido fuego al coche de una amiga de su ex, que resultó siniestro total.

El 9 de octubre de ese mismo año, habría roto los espejos retrovisores del coche de su expareja.

El 15 de octubre, habría dañado también el coche de la jefa de su ex, con la que esta tenía una buena relación, al que arrojó un producto corrosivo.

El 28 de octubre de ese mismo año, fue a la puerta del domicilio de su ex y, según la Fiscalía, con ánimo de maltrato injustificado y conociendo que podría causar la muerte del animal, arrojó chorizo envenenado a través de la puerta que la perra ingirió, provocando su muerte.

El 10 de noviembre de 2021, volvió al trabajo de su ex y arrojó pegamento en la cerradura impidiendo la entrada del público y el personal hasta que fue reparada. Entre el 11 y el 12 de noviembre de ese año, volvió al trabajo y colocó una cadena en la puerta que hizo que se retrasara la hora de apertura. Además, en enero de 2022 realizó tres llamadas al teléfono del trabajo de su ex. Cuando se atendió la primera, colgó. En la segunda, respondió «coche». Y en la tercera dijo: «A su jefa le están destrozando el coche».

Finalmente y en distintos días envió correos para que volviera con él, soeces y con insultos a su ex y a la jefa de esta, entre ellos uno acompañado de una foto del perro envenenado con un gorro de Navidad, el logo del lugar de trabajo de su ex y el siguiente texto : «Happy new year 2022».

Todo ello, señala el Ministerio Fiscal, perturbó gravemente la tranquilidad de la mujer, afectando a su vida cotidiana y a sus hábitos y haciendo incluso que tuviera que cambiar su número de teléfono.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios