07 agosto 2022
  • Hola

Condenado el preso que se negó a salir de su celda pese a un fuego y agredió a un funcionario de Topas

El juez impone un año y diez meses de prisión al conflictivo recluso de origen belga

27 jun 2022 / 09:16 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

El juez de lo Penal número Uno de Salamanca ha declarado culpable de un delito de atentado a S.L.M.L., el conflictivo recluso belga acusado de liarse a golpes con funcionarios de la cárcel de Topas después de que se originara un incendio en una de las celdas y los trabajadores tuvieran que sacarle a la fuerza pues no quería salir de la suya. Le impone un año y diez meses de prisión, así como el pago de las costas.

El acusado negó su culpa en el juicio, que se celebró este lunes, asegurando que aquella mañana había consumido “quetiapina y diazepam”, medicamentos antipsicóticos y tranquilizantes, respectivamente, y negó haber agredido a nadie asegurando que había sido un funcionario el que le agredió a él con la porra e incluso le hizo sangrar.

Sin embargo, la sentencia, a la que ha tenido acceso LA GACETA, señala que las acusaciones contra él han quedado acreditadas con la testifical de los funcionarios que intervinieron en los hechos. “Los dos han sido coherentes interna y externamente y coherentes con los informes sobre lo sucedido” , manifiesta el juez, que concluye que no cabe más que deducir que S.L.M.L. es autor del hecho delictivo del que se le acusa, un delito de atentado a los agentes de la autoridad.

Destaca su condición de reincidente y apunta que no queda acreditado que en el momento de los hechos “se encontrase bajo la influencia de sustancias tóxicas o en estado de síndrome de abstinencia. Según la práctica pericial, la medicación que tenía pautada (Diazepam) no altera su voluntad en el sentido de generar episodios disruptivos de la conducta, sino que por el contrario, baja la ansiedad y reprime ataques o crisis psíquicas”.

Según relata la Fiscalía los hechos tuvieron lugar el 24 de noviembre de 2020, cuando se encontraba en el penal de Topas. Sobre las 20.00 horas se inició un incendio en la celda número 8 del módulo 11, lo que motivó la apertura inmediata de las celdas y la orden de abandonar el módulo e ir a las zonas comunes.

Todos los internos siguieron las indicaciones a excepción de S.L.M.L., quien estando en la celda número 14 se resistió “activamente” a salir, precisa la fiscal, por lo que fue necesario que los funcionarios de prisiones le sacaran a la fuerza y le llevaran a la sala de día.

Una vez allí, el recluso, mostrando una vez más su desprecio a las indicaciones de los funcionarios de Topas, tomó un comportamiento de lo más agresivo hacia los trabajadores, hasta el punto de abalanzarse sobre ellos, lanzándoles toda clase de patadas y puñetazos con la intención de menoscabar su integridad física.

Uno de esos golpes alcanzó a uno de los funcionarios, pero afortunadamente no resultó herido.

Fue necesaria la intervención de varios trabajadores para reducir al recluso debido a su agresividad.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png