18 julio 2019
  • Hola

Chocar dos veces contra el mismo coche y reclamar una indemnización a pesar de salir ilesos les sentará en el banquillo en Salamanca

Cuatro familiares a juicio el próximo lunes por provocar un accidente para reclamar el pago de la aseguradora

14 may 2019 / 21:21 H.

    Cuatro personas se sentarán la próxima semana en el banco de acusados de la Audiencia Provincial de Salamanca por provocar un accidente para cobrar las indemnizaciones a la aseguradora. El fiscal señala en su escrito de calificación que los hechos se remontan a diciembre de 2014 cuando tras errar en el primer golpe, los acusados volvieron a chocar por segunda vez con el mismo coche pero ninguno de los vehículos sufrió apenas daños y la aseguradora les negó el abono de las indemnizaciones correspondientes a las lesiones que señalaron haber sufrido porque el accidente fue “tan leve” que los acusados “no pudieron sufrir ninguna lesión”.

    El juicio contra los cuatro -al parecer todos ellos miembros de la misma familia- ha sido señalado para el próximo lunes por la mañana y en el mismo, cada uno de los acusados se enfrentará a una pena de nueve meses de prisión y multa de 1.800 euros que les pide la Fiscalía por un delito estafa procesal en grado de tentativa. El Ministerio Público les reclama además el pago de una indemnización a la compañía aseguradora por importe de 6.332,17 euros por los gastos ocasionados más los intereses legales.

    Según el escrito de calificación del fiscal, al que ha tenido acceso LA GACETA, los hechos se remontan al 2 de diciembre de 2014, cuando alrededor de las 22.00 horas, el acusado M.S.E. condujo el vehículo ocupado asimismo por el propietario, M.S.S., como copiloto; mientras que en la parte trasera iban la mujer M.O.E.B. y el varón A.S.E.

    Puestos de común acuerdo y con ánimo de un ilícito enriquecimiento patrimonial, señala el fiscal, decidieron colisionar contra el vehículo que les precedía. De tal manera, el conductor acusado se precipitó una primera vez contra el otro vehículo que conducía una mujer, pero ésta al considerar que el golpe había sido mínimo, siguió adelante. En ese momento, el conductor acusado volvió a golpear al mismo vehículo en la parte trasera.

    Ambos golpes, señala el fiscal, fueron tan leves que los vehículos apenas sufrieron ningún daño material.

    Mientras tanto, la compañía aseguradora se negó al abono de las indemnizaciones por las lesiones que presentaron los acusados, al considerar que, a consecuencia de un accidente tan leve, no pudieron sufrir ninguna lesión. Ante ello los acusados interpusieron una demanda civil frente a la aseguradora reclamando 8.468,10 euros a la compañía, reclamación que se desestimó en Primera Instancia en una sentencia que posteriormente ratificó la Audiencia Provincial de Salamanca.

    Por estos hechos, la compañía aseguradora reclama un total de 6.332, 17 euros como consecuencia de los gastos ocasionados.