14 agosto 2020
  • Hola

Absueltos el ganadero de Ledesma y su hija tras constatar que no hubo abandono ni maltrato

Se enfrentaban a sendas multas de 450 euros que les pedía el fiscal

15 jul 2020 / 17:50 H.

El Juzgado de Instrucción 2 de Salamanca ha absuelto a un ganadero de Ledesma y a su hija acusados de un delito de abandono animal. Se enfrentaban a sendas multas de 450 euros que les pedía el fiscal.

El juez declara probado que los en febrero de este año la Guardia Civil y el veterinario detectaron en la finca del acusado, en la que explota ganado ovino y en la que hay también caballos pertenecientes a su hija, la existencia de dos ovejas muertas, una en estado de descomposición, y cinco vivas. Se constata, asimismo, que hay pasto y agua abundante en la finca para la alimentación del ganado.

Igualmente se detectó que había un ‘pony’ en la finca sin identificar “con una longitud exagerada de los cascos de las cuatro extremidades debido a que no se ha practicado arreglo funcional de los mismos, lo que afecta a su movilidad”, constatándose eso sí “que el animal está limpio, no presenta heridas ni laceraciones, no posee mala condición corporal y tiene acceso libre a comida (pasto) y agua”.

Destaca el juez que el acusado visita con frecuencia la finca y comprueba que haya pasto y agua para los animales, a los que limpia y cuida. Además, ha intentado el esquilado de ovejas, lo que no ha logrado al no haber encontrado personal para ello y ha retirado los cadáveres de las dos ovejas muertas una vez detectados.

El ‘pony’, señala, fue dejado en la finca en 2017 por otra persona tras un cambio por la venta de un caballo y pese a los requerimientos de la acusada para que se lo llevara de allí. Pese a ello han seguido ocupándose de él y proporcionándole pasto y agua.

El juez considera por tanto constatado que todos los animales “están atendidos” y respecto al ‘pony’ no ha habido un problema de abandono, sino “una discusión sobre su propiedad”.