JUZGADO DE LO PENAL

La cocinera menospreciada con insultos como 'carahuevo' dice que sus superiores llegaron a 'castigarla' en una esquina

Dice que les prohibían a sus compañeros dirigirse a ella

03.07.2018 | 12:45

Los dos trabajadores de un hotel de la ciudad acusados de acosar a una de las cocineras con insultos como 'carahuevo' se han enfrentado en la mañana de este martes al las preguntas del Ministerio Fiscal y los letrados de ambas partes en un juicio en la que la víctima, muy afectada, ha relatado cómo incluso sus superiores llegaron a apartarle en una esquina de la cocina y no dejaban que ninguno del resto de compañeros se dirigieran a ella para hablarle.

La joven ha contado cómo A.C.G. contrató a M.A. con la intención de que la formara pero que después de una semana en contacto y justo cuando el varón se puso la chaquetilla de cocinero, ambos hombres la insultaban y la infravaloraban continuamente diciéndola que no valía para nada o metiéndose con su estilo de vestir. "Les daba igual quién estuviera delante", ha llegado a afirmar. Por ello, se vio obligada a presentar una renuncia a su puesto de trabajo y a recibir atención psicológica durante al menos año y medio.

Los acusados por su parte han negado todo este tipo de acusaciones, apoyada por algunos testigos y no verificadas por otros, y han asegurado que en ningún momento emplearon esas palabras contra la joven. Únicamente el que fuera gerente, A.C.G., ha añadido que si lo hizo en alguna ocasión fue de manera puntual "por su actitud desafiante" en la que la chica "hacía lo que quería". "Si acaso alguna vez al acabar una conversación al no contestarme le dije no me mires con esa cara de huevo pero nunca como un insulto", ha afirmado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Pueblos de Salamanca
 
 
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad