SANTA MARTA

Se somete a cursos de reeducación sexual tras abusar de su asistenta

Un vecino de Santa Marta acepta la condena de un año de prisión e indemnización en un juicio rápido

01.06.2018 | 04:45
Imagen de los Juzgados de Colón.

La causa abierta contra el vecino de Santa Marta detenido el fin de semana por abusar sexualmente de su asistenta, se ha zanjado con un juicio rápido. Un juicio en el que M.A.C. se ha reconocido autor de los hechos denunciados y ha aceptado una condena de un año de prisión, dos años de alejamiento e incomunicación respecto a la víctima y otro año más de libertad vigilada durante el que se le ordena comunicar de forma inmediata al juzgado cualquier cambio de residencia o puesto de trabajo, permanecer otro año más alejado e incomunicado con la víctima -con lo que en total el alejamiento es de tres años-, abonar una indemnización de 500 euros a la afectada y someterse a los programas formativos de educación sexual para los que se le requiera.

El Juzgado de Instrucción número Cuatro de Salamanca acogió el miércoles el juicio por el procedimiento de juicios rápidos contra el arrestado que, al margen de mostrar su conformidad con la pena acordada, lo que significa una rebaja de un año a ocho meses de prisión, apenas articuló palabra.

Al contar con antecedentes penales -fue condenado en febrero por coaccionar a otra mujer a la que contrató para las tareas de la casa-, pero ser la pena inferior a dos años, podría serle suspendido su ingreso en prisión. No obstante, la suspensión estará condicionada principalmente a que haga efectivo el pago de la indemnización y cumpla con todo lo acordado.

M.A.C., camionero de profesión y de 50 años, reconoció de este modo los hechos denunciados por la afectada y que tuvieron lugar el sábado. La mujer había empezado a trabajar en el domicilio del varón, en Santa Marta, a través de un anuncio que vio en internet.

Aunque las primeras veces todo había ido bien, el sábado estaba limpiando en casa del investigado y cuando llevaba ya un rato haciéndolo, este le dijo que se sentara un rato en el sofá con él a descansar, a lo que ella accedió.

A continuación, el varón le espetó "que le pusiera caliente, que le enseñara el sujetador", al tiempo que le tiraba de la camiseta y miraba hacia dentro.

Acto seguido la abrazó impidiendo que se levantara del sofá, mientras que ella le decía que se marchara y que no quería nada, él aprovechó para tocarle los pechos con las dos manos, hasta que ella logró zafarse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Pueblos de Salamanca
 
 
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad