TRIBUNALES

El hombre que destrozó la cara a un guardia civil en Carbajosa, a juicio este martes

Le había puesto una multa meses antes, coincidieron en una terraza y le propinó un golpe con un vaso por el que recibió cerca de 50 puntos

15.05.2018 | 04:45
Terraza donde se produjo la brutal agresión en junio de 2016.

La Audiencia Provincial de Salamanca acoge hoy el juicio por la brutal agresión que tuvo lugar en Carbajosa de la Sagrada en junio de 2016, cuando un reincidente coincidió en una terraza con el Guardia Civil que meses antes le había puesto una sanción y sin dudarlo le estampó un vaso de cristal en la cara, un fuerte impacto por el que la víctima tardó semanas en recuperarse después de los cerca de 50 puntos de sutura que recibió en el hospital Clínico.

Por estos hechos el fiscal acusa a M.B.I.G. de un delito consumado de lesiones con pérdida o inutilidad de un órgano principal o deformidad (por el que le pide cuatro años y medio de cárcel), además de otro de atentado a agente de la autoridad (por el que le pide cuatro años más) con uso de objetos peligrosos. Un delito el segundo en el que además el acusado es reincidente. Respecto a la responsabilidad civil, le reclama en total 15.200 euros de indemnización.

El suceso ocurrió el pasado 27 de junio pasadas las 20.15 horas cuando, tal y como se recoge en el escrito de calificación, el acusado -con antecedentes penales por delitos contra la seguridad vial, atentado, estafa y conducción sin carné- se encontraba en un bar situado frente al parque de la Charca de la localidad y se acercó a una mesa cercana donde entre otros se encontraba el agente de la Guardia Civil en activo, que en ese momento estaba fuera de servicio.

Su cara le resultaba familiar por un incidente anterior, en el que el agente había solicitado a M.B.I.G. los papeles de su ciclomotor para sancionarle, y para salir de dudas directamente el acusado se dirigió a él para preguntarle. Cuando el agente le respondió, el joven le golpeó violentamente y sin previo aviso en la cara con una copa de cristal que portaba en la mano y que se rompió, originándole gravísimas lesiones. De hecho, los cortes en la cara, que le afectaron incluso a los músculos, provocaron que el afectado permaneciese durante 82 días incapacitado para sus ocupaciones habituales y le dejaron una cicatriz en el rostro como secuela principal.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Pueblos de Salamanca
 
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies