TRIBUNALES

El acusado de intentar matar a un camarero para robarle el móvil reconoce las lesiones pero asegura que no quiso acabar con su vida

El delincuente habitual, que se enfrenta a once años por asestar tres puñaladas a la víctima, asegura que lo hizo para seguir consumiendo droga

13.02.2018 | 13:48
El acusado de intentar matar a un camarero para robarle el móvil reconoce las lesiones pero asegura que no quiso acabar con su vida

"Le saqué un objeto punzante para lograr el botín, como se suele decir, el teléfono y subirme derecho de cabeza a seguir consumiendo" asegura el acusado de intentar matar a un camarero para robarle el móvil. El suceso ocurrido en las escaleras de "la Riojana" está siendo juzgado en la mañana de este martes en la Audiencia Provincial. El acusado reconoce y asegura lamentar enormemente lo ocurrido, pero asegura que en ningún momento tuvo intención de acabar con su vida, solo de intimidarle parar llevarse su móvil y poder consumir.

La Fiscalía le pide una condena de once años de prisión -siete años por un delito de homicidio en grado de tentativa y cuatro por otro de robo con violencia-, además de 3.500 euros de indemnización por las lesiones y 3.800 por las secuelas.

Los hechos se remontan al 17 de agosto de 2016 cuando el acusado, L.C.H., conocido como "El Leo" y condenado en trece ocasiones anteriores, se dirigió hacia las 23.30 horas a las escaleras de la riojana , situadas en la calle Gran Vía.

En el lugar se encontraba sentado esperando el autobús a Santa Marta el afectado, camarero de un bar de Gran Vía y de 26 años de edad, que acababa de salir de su trabajo.

La víctima no advirtió la llegada del acusado, ya que se encontraba en ese momento viendo un partido de fútbol en el teléfono móvil, y de repente L.C.H. le pidió el terminal.
Tras oponerse a ello y mientras ambos forcejeaban por el teléfono, el acusado le asestó tres puñaladas en el abdomen "con ánimo de acabar con su vida", mantiene el Ministerio Fiscal, tras lo que huyó del lugar con el móvil y se subió a un Opel Kadet que estaba en las proximidades.

Como consecuencia de la violenta agresión, el afectado ingresó en la UVI del Complejo Asistencial de Salamanca y y no salió del Hospital hasta nueve días después.

Por su parte, el acusado, en la actualidad preso, padece un trastorno de personalidad que, según el informe forense, pudo haber afectado a la capacidad de controlar sus actos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Pueblos de Salamanca
 
 
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad